Noticias de Hoy
Los mejores medios en uno solo

Cuba recobró su rostro cinematográfico, pese a la incertidumbre ante la crisis sanitaria que somete al orbe

48

Cuba recobró su rostro cinematográfico, pese a la incertidumbre ante la crisis sanitaria que somete al orbe

▲ Aquí, un fotograma de El mayor, de Rigoberto López.Foto tomada del portal del Ministerio de Cultura de República de Cuba

Prensa Latina

 

Periódico La Jornada
Lunes 3 de enero de 2022, p. a11

La Habana., Los guiones del 2021 en Cuba emularon con las mejores películas de drama, acción y suspenso de la cinematografía contemporánea, en un escenario marcado por el Covid-19 y la resiliencia de la industria del séptimo arte.

Presentó en sus inicios secuencias similares al año anterior: pausa prolongada en salas de cine y atrasos en producciones; sin embargo, el punto de giro no se hizo esperar y surgieron diversos proyectos, listos para las grandes pantallas, con la apertura en el último trimestre de los circuitos fílmicos.

Ello trajo consigo la oportunidad de completar la 42 edición del Festival Internacional de Nuevo Cine Latinoamericano, cuya segunda etapa transcurrió del 3 al 12 de diciembre, con la proyección de más de 160 filmes provenientes de una veintena de países.

En esta segunda dosis, el encuentro cumplió a cabalidad Lo que recetó el doctor, eslogan de la cita, y regresó a la escena cultural tras la postergación en marzo pasado por la ola de contagios en el país caribeño, declaró el presidente del festival, Iván Giroud.

Nos enfrentamos a grandes obstáculos, porque las líneas aéreas no están funcionando a plena capacidad, lo que complicó la llegada de muchos invitados, explicó Giroud cuando presentó a los especialistas nacionales y extranjeros encargados de elegir los premios Corales.

Testigo de la crisis sanitaria que somete al planeta, el certamen rindió homenaje al sacrificio de médicos y científicos abocados a la lucha contra el Covid-19 y devolvió a La Habana su rostro cinematográfico, al difundir realidades, perspectivas y desafíos del continente.

Adiós a dos a grandes realizadores

Si bien el epílogo del año evidenció un panorama alentador, vale la pena recordar los primeros momentos de 2021 cuando el pueblo de la isla despidió a dos de sus grandes realizadores: Enrique Pineda Barnet y Juan Carlos Tabío, premios nacionales de Cine en 2006 y 2014, respectivamente.

Durante estos meses las salas cerradas dieron paso a nuevos proyectos, en los cuales tuvieron protagonismo los realizadores independientes y grupos de creación, amparados por el Decreto Ley 373/2019 que permite la contratación de entidades cubanas y extranjeras, y abrir cuentas bancarias, entre otros beneficios.

Asimismo, el actor cubano Mario Balmaseda recibió el Premio Nacional de Cine 2021 por su versatilidad y trayectoria en el denominado séptimo arte, el teatro y la televisión, mientras desapareció de la agenda el Festival de Cine de Gibara y el de Documentales Santiago Álvarez In Memoriam se realizó de manera virtual.

Fondo de fomento

Aunque la industria fílmica transita por una época de incertidumbre, generada por la pandemia, la cual remueve sus bases y la estructura ancestral, se registraron programas que dotaron de certezas este periodo adverso.

En tal sentido se destaca el Fondo de Fomento del Cine Cubano que desde su creación, en 2020, posibilitó al séptimo arte de la isla un incremento en el desarrollo de proyectos y en la diversidad de realizadores, que potenciaron el crecimiento del sector.

De acuerdo con la jefa de departamento de la Oficina del Fondo, Helda Calvo, en sus primeras tres convocatorias acogieron más de 160 proyectos, de los cuales 57 se beneficiaron de las diversas formas de producción promovidas por el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (Icaic).

Calvo detalló la prevalencia de obras escritas, dirigidas o producidas por mujeres, la presentación de piezas por jóvenes, así como el respaldo a 27 proyectos por parte de coproductores, distribuidores, equipo técnico internacional y premios en festivales, programas y fondos mundiales.

La inminente apertura de cines y las celebraciones por el Día de la Cultura Nacional (20 de octubre) marcaron el regreso de las películas a la gran pantalla, primero como presentaciones especiales y luego para completar los calendarios de los circuitos del país.

Resaltó en la agenda la película inspirada en el patriota de la isla Ignacio Agramonte y Loynaz, El mayor, obra póstuma del realizador Rigoberto López, en la que trabajó durante varios años, protagonizada por Daniel Romero.

Asimismo, sobresalieron las presentaciones de los documentales Volverán los abrazos, de Jonal Cosculluela, y Soberanía, de Alejandro Gil, que recrean cómo enfrentó al Covid-19 el personal sanitario y los procesos de desarrollo de los candidatos a vacuna cubanos, respectivamente.

De igual forma, la agenda de proyecciones especiales llevó la gran pantalla el filme El retorno, en el cual Blanca Rosa Blanco evoca el conflicto de las migraciones tomando como referente la relación Cuba-España y uno de los festejos tradicionales de la nación ibérica, así como las cintas La caja negra, de Enrique Kiki Álvarez, y La vida que ha quedado atrás, de Manolo Pérez.

En su apuesta por dar un lugar equitativo a la voz femenina en el cine de la isla, el Icaic cuenta ya con un comité de género, nacido al calor de la aprobación del Programa Nacional para el Adelanto de la Mujer y dedicado a visibilizar la obra audiovisual realizada por ellas desde distintos campos de acción.

Según reveló el portal digital Cubacine, una de las aspiraciones de este proyecto para divulgar la pluralidad de discursos en la creación cinematográfica radica en la creación de un observatorio sobre la mujer y el cine en Cuba, así como facilitar espacios de formación desde la perspectiva de género en áreas decisivas de la entidad.

Entre sus primeras acciones figura la Muestra de Mujeres Cineastas que se efectuó en la Jornada por la No Violencia de Género, del 24 al 28 de noviembre y la cual constituyó una vitrina para exhibir los papeles femeninos dentro del séptimo arte, a través del intercambio entre distintas generaciones y un programa de proyecciones de más de 40 propuestas.

Construcción de un discurso audiovisual inclusivo

En aras de construir un discurso audiovisual inclusivo resalta, además, el concurso de cortometrajes por la igualdad y la no discriminación, dirigido a visibilizar los derechos de la comunidad LGBT y ratificar el rol del cine como defensor de la equidad.

Ese encuentro forma parte de una serie de lanzamientos que se anunciarán progresivamente, los cuales se centrarán en la producción fílmica sobre derechos de la mujer, discriminación racial y figuras jóvenes de los diferentes momentos de la historia de las luchas en la isla, indicaron los gestores.

Estas estrategias marchan en coherencia con alternativas asumidas en los circuitos de festivales de cine, que en 2021 aprobaron medidas relacionadas con la eliminación de las distinciones de género para otorgar los galardones de actuación, lo cual se extendió a las citas de San Sebastián, España; Berlín, Alemania, y los premios Becerro de Oro, Países Bajos.

Piezas icónicas de la industria fílmica y otras de reciente producción marcaron el paso de Cuba por escenarios internacionales, tanto en actos presenciales como en plataformas de Internet.

De esta manera, la nación caribeña rubricó su sello en el Festival Internacional de Cine de Costa Rica, conocido como 9no Crfic; la 20 entrega fílmica de Las Palmas de Gran Canaria; la 45 edición de un acto similar de Hong Kong, China, y el encuentro dedicado al séptimo arte latinoamericano en Canadá.

También protagonizó un amplio programa de proyecciones en el Festival Cervantino, México, que tuvo a la mayor de las Antillas como país invitado de honor, representado por cintas como Retrato de Teresa, Clandestinos, El brigadista, La bella del Alhambra, Vampiros en La Habana, Elpidio Valdés, Vestido de novia y Entre Cuba y México todo es bonito y sabroso.

El cine cubano también integró la selección del Festival de Cine de La Habana en Nueva York, celebrado del 5 al 11 de noviembre, y que proyectó la coproducción con Reino Unido Mambo Man (2020), dirigida por Edesio Alejandro y Mo Fini, así como Agosto (2019), de Armando Capó, producido con el apoyo de Francia y Costa Rica.

Subieron los créditos de 2021 y el panorama cinematográfico conjugó expectativa, desafíos e incertidumbres, donde las secuelas dependen, en gran medida, del control de una pandemia, capaz de remover los cimientos de la industria y convertirse en la villana de este thriller, pero aún así augura próximas entregas.

DERECHOS DE AUTOR
Este contenido pertenece a su autor original y fue recopilado de la página:
https://www.jornada.com.mx/2022/01/03/espectaculos/a11n1esp?partner=rss

Comentarios
Loading...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más