Noticias de Hoy
Los mejores medios en uno solo

Día Internacional de las Lenguas de Señas: el reto de comunicarse en pandemia | | 23.09.2021

103

Durante la pandemia de coronavirus, muchos nos vimos obligados a probar nuevos caminos a la hora de comunicarnos en reuniones laborales o familiares virtuales.

Las personas con discapacidad auditiva también se enfrentan a desafíos cuando participan en videoconferencias y cuando sus interlocutores usan mascarilla. “El uso de la mascarilla dificulta la comunicación”, dijo Stefan Palm-Ziesenitz, presidente de la Asociación de Personas con Discapacidad Auditiva de Hamburgo, en una entrevista con DW.

Las personas sordas también pueden usar el lenguaje de señas para comunicarse sobre cosas cotidianas mientras usan mascarillas, “pero comunicarse con personas oyentes que usan tapabocas, es casi imposible”, afirmó.

Stefan Palm-Ziesenitz, sordo de nacimiento, pide a las personas que pueden oír que se quiten las mascarillas antes de hablar, para poder leer sus labios y ver sus expresiones faciales. En la mayoría de las regiones alemanas está permitido quitarse el tapabocas cuando se habla con personas con discapacidad auditiva.

Según Stefan Palm-Ziesenitz, “la comunicación apenas funciona cuando un sordo habla con una persona que puede oír y esta lleva mascarilla”.

El lenguaje de signos ha cambiado

El auge de las videoconferencias ha tenido un impacto duradero en el lenguaje de señas. Según un artículo de Scientific American de febrero pasado, los gestos han cambiado para compensar las limitaciones de la comunicación por video.

La videoconferencia tiene la ventaja de que los hablantes de lenguaje de señas pueden verse entre sí, pero el tamaño limitado de las pantallas y los cuadros de video para cada participante limitan la capacidad de expresarse.

Michael Skyer, profesor de educación para sordos en el Instituto de Tecnología de Rochester, dijo a la revista estadounidense que “se pueden generar algunos gestos de manera fácil o normal en las dimensiones de la ‘pantalla de zoom’, pero no muchos”.

Un ejemplo es el gesto para “cuerpo” en el lenguaje de señas de EE. UU.. Requiere un movimiento seguido desde los hombros hasta las caderas, lo que es casi imposible en las pequeñas ventanas a disposición para los participantes de una videoconferencia.

Signos con dedos casi irreconocibles

Además, los gestos más pequeños hechos solo con los dedos no se perciben con tanta claridad en las pequeñas pantallas. Los movimientos frontales también son difíciles de descifrar. Es por eso que han aparecido nuevos gestos.

Pero también sin pandemia existen obstáculos: los estadounidenses que dominan el ASL, el lenguje de signos de EE. UU., por ejemplo, no entienden el inglés británico. El lenguaje internacional de señas facilita la comunicación entre personas sordas en conferencias mundiales, pero se considera rudimentario.

La sociedad se abre

El 23 de septiembre es el Día Internacional de las Lenguas de Señas. El lenguaje de señas de Alemania se reconoció legalmente en 2002 en la Ley de igualdad de personas con discapacidad, y en el Registro Nacional del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO en marzo de 2021.

En el sitio web alemán de la UNESCO se afirma que esa lengua “media con éxito entre las personas sordas y oyentes y garantiza una participación igualitaria en la vida social, cultural o política, independientemente de los medios técnicos de comunicación”.

Sin embargo, todavía existe una gran brecha entre esa afirmación y la realidad, dice Stefan Palm-Ziesenitz. Es cierto que ha aumentado la aceptación de las personas con discapacidad auditiva en la sociedad en su conjunto, al igual que el número de personas oyentes que ha realizado cursos. Aun así, las cadenas de televisión, por ejemplo, siguen teniendo dificultades para utilizar intérpretes de lenguaje de signos.

Según la Comisión de la UNESCO alemana, la lengua de señas alemana es utilizada por más de 80.000 personas sordas, así como por hijos de padres sordos, o personas con implantes cocleares.

Kristina Funkhauser, cantante de ópera e interpréte de lenguaje de signos.

La cantante de ópera Kristina Funkhauser estudió el lenguaje de signos para ser intérprete.

“Se puede expresar todo”

Según Kristina Funkhauser “se puede expresar todo, cualquier tema abstracto, todos los sentimientos”. Antes de la pandemia, la cantante de ópera tuvo muchos problemas con su voz. Ella decidió estudiar el lenguaje de señas para convertirse en intérprete.

Entretanto, vuelve a cantar en Hagen, en el musical “Anatevka”. Su profesión es una buena base para la interpretación de signos: “El lenguje es increíblemente sensual. Me gusta porque gesticulo mucho”.

Stefan Palm-Ziesenitz tiene un consejo para las personas que se comunican con sordos: “Contacto visual directo, comunicarse donde haya suficiente claridad, hablar despacio y con frases cortas. Escriba las cosas en papel si es difícil decir algo”.

(rmr/cp)

DERECHOS DE AUTOR
Esta información no pertenece a Noticias de hoy, pertenece a su autor original y fue recopilada del sitio https://www.dw.com/es/d%C3%ADa-internacional-de-las-lenguas-de-se%C3%B1as-el-reto-de-comunicarse-en-pandemia/a-59287978?maca=spa-rss-sp-top-547-rdf

Comentarios
Loading...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más