Noticias de Hoy
Los mejores medios en uno solo

Familias y Rostros de México: BEATRIZ VALDESPINO CERDIO

48

Capítulo Veracruz

“No dejes que el pez grande te coma. Que el ingrediente que supere a los demás sea el amor”.

Por: Manuel Lucio/Retratista

Beatriz Valdespino Cerdio es pintora de gran formato, combinando varias técnicas y el acrílico sobresale entre estas; viajera incansable y amante de la buena mesa, así como de la buena charla; modesta, grande en su arte y su persona, así es su personalidad artística, en su recorrido por el mundo, con innumerables exposiciones y reconocimientos; tiene un estilo propio que rasga en el impresionismo abstracto, de intenso colorido y texturas finas, lo que da a su obra la magnificencia del arte plasmado en esos grandes formatos y guardando para sí los bocetos también a todo color. Intensa, buena escucha y de charla profunda, con voz dulce al oído. Estallido de varias dimensiones, como breve comentario acerca de la obra de Beatriz Valdespino: Un  viejo dicho popular sentencia que “todas las cosas se parecen a su dueño”, en este caso podríamos decir que se parecen a su creadora como dos gotas de agua, y el parecido es benéfico; las cosas que nos atañen son las maravillosas pinturas que desde hace más de tres décadas se apoderan del gusto del observados, y la pintora de obra firme y perseverante, evoluciona atinadamente como todo lo que parte de una auténtica vocación, cimiento del arte, expresión pura del espíritu humano; encontrarse con un Valdespino es una verdadera sacudida anímica, cada una de estas obras remite a estados poderosos del alma: colores, formas y texturas se apoderan del espectador con una impronta que no se borra fácilmente; a la manera de los buenos vinos se queda en el paladar del intelecto y corresponde a la mirada que aporta asombro y maravilla, para aterrizar en el sentimiento puro y simple, otorgando una sensación de gozo y descubrimiento entusiasta.

En su largo y fructífero trayecto pictórico, Beatriz ha experimentado exitosamente varios tipos de expresión, desde lo más abstracto hasta lo más figurativo, pasando por surrealismos, intimismos y poderosos neo-impresionismos; todo su acervo es un hallazgo constante de sublimes destinos, una intención plástica de rescate de la esperanza y, con ésta, del corazón que adopta matices de arcoíris y poderosas pinceladas llenas de intención y brillo.

¿Qué piensas sobre la sociedad veracruzana?

Visito Veracruz varias veces al año, no podría dejarlo de hacer; su ambiente cálido, abrazador y familiar genera en mi la necesidad de regresar. Gente fresca, siempre dispuesta agradable en su entrega. Veracruz se vuelve imprescindible, un deleite, sabroso vicio, te causa adicción llegando a tu lugar de origen listo para nuevos proyectos.

¿Qué piensas del trabajo?

Bendito trabajo, te hace ser, vibrar, arma que te empodera; estar en el reto constante, superando el vacío en el estómago. Llegar a la meta, a esa meta que a veces se te hace inalcanzable y ahí viene la siguiente y la siguiente se vuelve una necesidad, el pedaleo, pedaleo constante. Si lo trabajado esta bañado de amor deja de ser trabajo, se vuelve tu alegría te gratifica, tiene un gozo.

¿Qué mensaje dejas a generaciones futuras?

Si vives por lo que amas, ¡ya estuvo! Vivir para lo que amas no te hace caer, y si caes te levantas más rápido.

DERECHOS DE AUTOR
Esta información no pertenece a Noticias de hoy, pertenece a su autor original y fue recopilada del sitio https://www.eldictamen.mx/sociales/familias-y-rostros-de-mexico-beatriz-valdespino-cerdio/