Google no quiere quedar como villano en la batalla por proteger la privacidad de los usuarios y ahora la empresa busca emular a Apple. De acuerdo con Bloomberg, la tecnológica estaría desarrollando una alternativa a la función anti-rastreo de iOS 14, aunque menos agresiva.

Fuentes cercanas a la empresa mencionan que existe una discusión interna sobre cómo podrían limitar la recopilación de datos y el seguimiento entre aplicaciones de Android. Google planea una versión menos estricta de lo que propone Apple, con el fin de no quedar mal ni con los usuarios ni sus anunciantes.

Según el reporte la solución de Google no usaría un mensaje para optar por el seguimiento de datos, como ocurre en iOS 14. Esta alternativa anti-rastreo sería muy similar a la estrategia de la empresa para eliminar las cookies de terceros en Chrome.

La solución para Android se basaría en el “Sandbox de Privacidad”, una iniciativa de Google para desarrollar nuevos estándares de privacidad. La empresa quiere reducir la cantidad de datos de usuario que se comparte sin afectar la relevancia de los anuncios. Después de todo, los ingresos más fuertes de Alphabet provienen de la publicidad.

La herramienta anti rastreo de Google está en una etapa muy preliminar

Google

Por el momento la función anti-rastreo de Android se encuentra en una etapa muy preliminar y no es garantía de que Google vaya a implementarla. Lo cierto es que la tecnológica ha sido más cautelosa ante las notificaciones de privacidad que lanzará Apple en primavera.

A diferencia de Facebook, que incluso amenazó con demandar a Apple, Google tomó un camino menos visceral y anunció que dejarán de utilizar el identificador de publicidad en sus apps. El gigante de las búsquedas reveló que se siguen adaptando a los lineamientos de iOS 14.

Google informó que trabajará para que sus aplicaciones de iOS migren a SKAdNetwork, una API presentada por Apple en 2018 que ayuda a medir las tasas de conversión sin comprometer la identidad de los usuarios. Hace unos días la empresa advirtió a sus clientes que recibirán cifras poco precisas de sus anuncios.

Las notificaciones de privacidad propuestas por Apple son un triunfo para los usuarios, ya que requerirá a las aplicaciones o web solicitar permiso al usuario antes de rastrear sus actividades. La medida no tiene contenta a las empresas de publicidad y los expertos creen que será muy perjudicial para el negocio.

Compañías como Facebook perderían millones de dólares ya que no podrían espiarte para vender publicidad dirigida. Ante esto, Google busca un terreno medio en el que pueda mantener contentos a los usuarios sin sacrificar a la gallina de los huevos de oro.