Noticias de Hoy
Los mejores medios en uno solo

La Onat cierra 15 ‘mipymes’ y castiga a 323 cuentapropistas por “irregularidades”

96

Madrid/El Estado cubano ignora cuánto dinero deja de ingresar por evasión fiscal, aunque solo hasta junio ya había identificado más de 162 millones de pesos que, sin duda, se quedan cortos. La prensa oficial dedica este miércoles dos densas notas a caracterizar este tipo de delitos, gracias a las que se sabe que hasta finales de marzo se emitieron 210 informes de denuncias, de los cuales 117 se han analizado. 

Apenas hay, no obstante, seis sentencias firmes: dos en Ciego de Ávila, dos en Camagüey, una en Santiago de Cuba y otra en Holguín. “Aún estamos insatisfechos y, sobre todo, tenemos que ser más ágiles a la hora de trabajar estos procederes”, señaló Belkis Pino Hernández, vicejefa primera de la Oficina Nacional de Administración Tributaria (Onat).

Entre los detalles aportados por la Onat destaca uno que podría ser el que un mes después llevó al cierre de Diplomarket, conocido como el Costco cubano, supuestamente intervenido por las autoridades a finales de junio, que detuvieron al propietario, Frank Cuspinera, y su esposa por “evasión fiscal, tráfico de moneda y lavado de activos”. 

Pino Hernández dijo que a finales de mayo ya eran 15 las mipymes cerradas por “irregularidades en la contabilidad. Algunos de estos casos pueden derivar en delitos de evasión fiscal. La mipyme que no lleve bien su contabilidad y, además, no efectúe correctamente el pago de sus obligaciones tributarias, demuestra una intención de evasión, por lo que tenemos el derecho de proceder con la denuncia”, dijo. También hasta la misma fecha se retiró la autorización a 323 cuentapropistas –de forma temporal o definitiva– y se embargaron 2.253 cuentas bancarias de personas naturales. 

La ‘mipyme’ que no lleve bien su contabilidad y, además, no efectúe correctamente el pago de sus obligaciones tributarias, demuestra una intención de evasión

En Cubadebate, las autoridades tributarias dedican un amplio espacio a desgranar los tipos de evasión, que en Cuba suelen ser la subdeclaración de ingresos, la omisión de ingresos obtenidos fuera del país por un negocio o el uso de terceras personas para “ocultar la existencia de varios negocios, fraccionar la base imponible y ocultar la concentración de riquezas”, algo que impide la ley cubana.

También detallan algunos métodos para evadir que hacen saltar las alarmas en la Onat. Uno de ellos es la falta del registro contable o un sistema automatizado para ello. Es frecuente, afirmó Judith Navarro Ricardo, especialista del organismo, que los trabajadores por cuenta propia no declaren a todos sus empleados, al igual que declarar salarios inferiores para reducir los impuestos y las aportaciones a la Seguridad Social. 

Más refinadas son otras técnicas de algunos dueños de mipymes “que utilizan a trabajadores por cuenta propia, quienes tienen tres meses de exención para hacer importaciones que no son para ellos, sino para la mipyme. Ahí se observa una forma fraudulenta de pagar menos”. Lo mismo ocurre en el sector artístico, donde existe la exoneración de un año de pago para los recién graduados, y que permite trucos como que se hagan transacciones mediante sus cuentas para evitar el pago de impuestos.

Hay, contabilizó la experta, al menos 600 mipymes que reportaron pérdidas en las que se produjeron “malos manejos contables”, entre ellos “la contabilización de compras de equipos como gastos directos en lugar de inventarios, lo cual disminuye artificialmente la utilidad de la empresa”.

El foco se ha puesto en La Habana, la provincia con más contribuyentes, donde se ha hecho una estimación de las cifras. Yoandra Cruz Dovale, directora de la Onat en la capital, explica que hay en torno a 860 casos al mes de incongruencias entre los datos que aportan las empresas en concepto de salario y los trabajadores como ingresos personales. 

“Si comparamos este número con la cantidad de trabajadores por cuenta propia inscritos, alrededor de 121.000, estaríamos infiriendo que un 0,7% son posibles subdeclarantes. Sin embargo, si revisamos el aporte dejado de realizar al presupuesto del Estado, en 2023 fueron recuperados por estas revisiones 148 millones de pesos, un monto que es el presupuesto de gastos de un mes de un municipio mediano”, dijo.

En 2023 se realizaron en La Habana 104 inspecciones intensivas en las que se determinaron 241 millones de pesos evadidos, especialmente entre los trabajadores por cuenta propia y los privados, aunque el Estado no quedó exento. En lo que va de año, se denunciaron en la Onat de la provincia 24 presuntos casos de los que nueve acabaron en denuncias: seis a cuentapropistas con deudas sin pagar y tres a mipymes por “registros contables irregulares, facturas falsas y declaraciones de ventas de productos con precios muy por debajo del valor real por el que fueron vendidos”.

En 2023 se realizaron en La Habana 104 inspecciones intensivas en las que se determinaron 241 millones de pesos evadidos

Pero no todos los impagos detectados son delitos de evasión fiscal. “Al cierre de mayo se habían ejecutado más de 80.000 acciones de control, determinándose adeudos por un monto de 819 millones de pesos”, contó Pino Hernández a Granma en referencia al total de casos en la Isla.

La funcionaria destacó que cuando se determina un impago, el contribuyente puede subsanar el error u omisión y abonar el dinero en virtud del “principio de oportunidad”. Solo si hubo intencionalidad se trata de evasión y se va a juicio. En este sentido, cita como ejemplo a un privado que “no incluyó en el cálculo la estimulación pagada a los trabajadores, lo cual llevó a la determinación de la deuda, con el recargo y multa correspondiente”, sin embargo, quedó exenta de un proceso por considerarse probado que fue una mala interpretación de las normas tributarias.  

Los problemas fiscales han llevado a prohibir la salida de Cuba a 8.764 personas, aunque se desconoce qué porcentaje suponen del total de regulados –otro dato oculto– por motivos “políticos”. 

Por último, las autoridades han facilitado los datos sobre la presentación de la declaración jurada de impuestos sobre ingresos personales, que este año mejoró, ya que solo el 0,8% de contribuyentes (4.744) incumplieron su obligación, la mayoría en La Habana, Villa Clara, Matanzas y Camagüey. Mientras, en el sector agropecuario el cumplimiento fue del 100%.

En cuanto al impuesto sobre utilidades, solo 34 contribuyentes no declararon (0,2%) y en el de dividendos, 116 socios (1,5%), la mayoría de la provincia de Granma.

En Cuba apenas hay, actualmente, poco más de 1.109.000 contribuyentes, la mayoría personas naturales (1.074.000), de los que son cuentapropistas 527.000; y 35.448 personas jurídicas, de las que 9.084 son mipymes.

DERECHOS DE AUTOR
Esta información pertenece a su autor original y fue recopilada del sitio https://www.14ymedio.com/economia/onat-cierra-15-mipymes-castiga_1_1104158.html