Noticias de Hoy
Los mejores medios en uno solo

premia a periodistas que documentaron los horrores del asedio a Mariúpol | | 20.06.2022

70

«De todo lo que vi en Mariúpol, una imagen se me quedó grabada: el cadáver de un bebé en el suelo del sótano de un hospital». En ese lugar,  Mstyslav Chernov tomó su última foto en Mariúpol, el día que abandonó la ciudad sitiada, a mediados de marzo.

«Estábamos filmando en un hospital cuando llegó un médico y me pidió que lo siguiera al patio trasero», dijo Chernov. «Allí, de repente, vi docenas de cuerpos, tirados en el suelo en bolsas o envueltos en alfombras». Los cuerpos, dijo Chernov, pertenecían a civiles muertos en los bombardeos. El médico le llevó entonces al sótano, donde había más cadáveres. «Entre ellos, había un pequeño paquete. El médico se inclinó hacia delante y lo desenvolvió, entonces vi que era el pequeño cuerpo de un bebé. Junto al cuerpo había un papel que decía que tenía 23 días».

Chernov es un videoperiodista de la agencia de noticias Associated Press. Él y su colega de muchos años, el fotógrafo independiente Evgeniy Maloletka, han recibido el Premio a la Libertad de Expresión de DW por sus reportajes realizados en Mariúpol en febrero y marzo.

Los habitantes de Mariúpol se vieron obligados a enterrar a las víctimas de los bombardeos en fosas communes.

Llegaron al puerto marítimo unas horas antes de que las tropas rusas entraran en Ucrania e informaron desde allí durante tres semanas antes de ser evacuados de la ciudad a mediados de marzo.

Con un detallismo espeluznante, sus fotos y videos narran cómo Mariúpol, antaño una ciudad próspera, quedó sumida en la destrucción y el caos bajo los intensos bombardeos de las fuerzas rusas. Los periodistas documentaron el estado desesperado en el que vivían los residentes, sin gas ni electricidad, sin alimentos ni agua potable durante semanas. Grabaron imágenes de fosas comunes llenas de cadáveres de civiles y niños.

Fotos que desafían la propaganda del Kremlin

El 9 de marzo, Maloletka fotografió a los médicos que sacaban a una mujer embarazada herida de una maternidad destrozada por un ataque aéreo ruso. Chernov también filmó la escena. La mujer embarazada y su bebé murieron posteriormente, mientras que la imagen se difundió por la red; poco sabían entonces los periodistas que las imágenes iban a ser noticia y provocarían reacciones oficiales.

Funcionarios rusos dijeron que las fotos de Maloletka del hospital de maternidad de Mariupol eran falsas.

Funcionarios rusos dijeron que las fotos de Maloletka del hospital de maternidad de Mariupol eran falsas.

Mientras trataban de enviar esas fotografías utilizando una señal de internet débil e inestable, solo accesible en unos pocos puntos de la ciudad, los medios de comunicación rusos bombardeaban al mundo con afirmaciones de que sus tropas no estaban atacando a los civiles. Pero las fotos virales de Maloletka sobre la destrucción del hospital surgieron como una prueba irrefutable contra la versión del Kremlin.

Retorno a la primera línea de fuego

A pesar de todos los peligros, Chernov y Maloletka tienen previsto volver al frente tras una breve estancia en Alemania, donde asisten a la ceremonia de entrega del Premio a la Libertad de Expresión de DW.

Con este premio, DW distingue cada mes de junio a un medio de comunicación o a una iniciativa que se haya destacado en la promoción de la libertad de expresión y la libertad de prensa.

Con su colega Maloletka, Chernov pasó tres semanas en Mariupol cuando la ciudad estaba rodeada por los tanques rusos.

Con su colega Maloletka, Chernov pasó tres semanas en Mariupol cuando la ciudad estaba rodeada por los tanques rusos.

Chernov describió cómo la situación en el este de Ucrania no es mejor que la que vivió Mariúpol bajo el asedio, sino peor. «Pero nadie sabe el alcance de las víctimas civiles y de la destrucción que se está produciendo allí porque no salen imágenes de esas zonas», dijo.

Dijo que quiere volver al frente porque es ucraniano y periodista. En Ucrania están ocurriendo cosas que la gente debe saber, añadió.

«Hojeando los principales medios de comunicación, tengo la impresión de que poca gente se da cuenta de lo cerca que está la guerra de Ucrania de Europa y del inmenso impacto que va a tener en todo el mundo», dijo, y añadió que el conflicto tiene infinitas repercusiones en la política y la economía del mundo interconectado de hoy.

Por eso Chernov considera que su trabajo en Ucrania va más allá de informar sobre una zona de guerra. «Se trata más bien de informar sobre el comienzo de algo enorme, de ser testigo de acontecimientos y batallas que darán forma al futuro del mundo», dijo. «Como periodista, ¿cómo no sentir el deber de hacerlo?»

(gg/ers)

DERECHOS DE AUTOR
Esta información no pertenece a Noticias de hoy, pertenece a su autor original y fue recopilada del sitio https://www.dw.com/es/dw-premia-a-periodistas-que-documentaron-los-horrores-del-asedio-a-mari%C3%BApol/a-62193349?maca=spa-rss-sp-top-547-rdf