Noticias de Hoy
Los mejores medios en uno solo

Rey, historia basada en el feminismo cíborg y los límites de la identidad de género

40

Rey, historia basada en el feminismo cíborg y los límites de la identidad de género

▲ Camila Moreno en su nuevo material saca sus ritmos más cargados a la electrónica sin dejar al olvido el pop que le suele distinguir.Foto cortesía de la cantante

Daniel González Delgadillo

 

Periódico La Jornada
Miércoles 8 de septiembre de 2021, p. 8

Una mujer, mitad humana mitad cíborg, tiene que quemar su destino en el camino para convertirse en monarca, mientras la humanidad colapsa en pleno siglo 23, es la historia que se aborda en Rey, el más reciente disco de la cantautora Camila Moreno Elgart (Santiago de Chile, 1985).

Es una historia completa basada en el feminismo cíborg y los límites de la identidad de género. Tiene que ver con empujar los límites de lo posible, entre la fantasía y la realidad, en género musical y el humano, comentó en entrevista con La Jornada.

Explicó que la parte conceptual del disco se aborda desde la teoría del Manifiesto Cyborg (1983), de la académica estadunidense Donna Haraway, donde ancla las revoluciones feministas, los estallidos sociales, la abolición del género o las fronteras culturales creadas desde los ideales, todo marcado con diversos procesos personales, para plantear desde la distopía de los límites de lo posible entre la humanidad en cualquier futuro.

“Considero que hay una rama del feminismo que va hacia allá, que va hacia el post género y hacia el cyborg, que no goza una identidad de género definida”, sostuvo Moreno, quien abiertamente se considera una persona pansexual. Antes de Rey, la creadora experimentó en los pasados años con este tipo de utopías en su historieta digital X y M.

En comparación a sus anteriores álbumes Almismotiempo (2009), Panal (2012) y Mala Madre (2015), en Rey saca sus ritmos más cargados a la electrónica sin dejar al olvido el pop que la suele distinguir. Hay 12 años de carrera atrás, hay mucha experimentación de ensayo y error, lo que da la oportunidad de trabajar desde nuevas ideas, pero también conecta mucho con lo hecho en el pasado.

A escala musical, el disco se dividió en 12 canciones y ocho melodías acústicas para que toda la narrativa quedara ensamblada en una sola historia. Fue de darle mucha vuelta a los sonidos, de experimentar con samples y computadoras, buscar sintetizadores, jugar con lo análogo, pero también fue mucho de crear desde la reflexión tras lo vivido, aseguró.

Desde hace año y medio la creadora develó a cuenta el disco con la publicación de los sencillos Quememos el reino, Es real, Hice a mi amor llorar, Hombre, Cerca y Déjame, que este último tiene la colaboración de la cantante mexicana Ximena Sariñana y la colombo-canadiense de Lido Pimienta.

Sobre las colaboradoras, expreso que “fue muy sencillo trabajar con ellas, me gustaría hacerlo de nuevo, pero le encantaría trabajar con más mujeres bacanas de América Latina con la finalidad de mezclar procesos de creación.

Asegura que la pandemia del Covid-19 no fue una limitante para publicar y publicitar el disco, sino todo un reto. Bajo este escenario, tardó dos años y medio en publicar el disco en su totalidad, tiempo en el que se vivieron muchos días de mucho trabajo. No hubo rapidez, hubo lentitud.

DERECHOS DE AUTOR
Este contenido pertenece a su autor original y fue recopilado de la página:
https://www.jornada.com.mx/2021/09/08/espectaculos/a08n1esp?partner=rss

Comentarios
Loading...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más