Noticias de Hoy
Los mejores medios en uno solo

Teresa Perales: “Me siento muy orgullosa de no haberme rendido y nadar slo con un brazo”

73

Teresa Perales llega a su cita con MARCA en la piscina del Centro de Alto Rendimiento de Madrid con una amplia sonrisa. Acaba de regresar de Pars, de un acto en el Instituto Cervantes, y ha aprovechado el viaje para comprar regalos de Pars 2024 a sus compaeros de entrenamiento y a Daro Carreras, su entrenador. Les ha trado un llavero con una cinta que lleva el logo. “Es una tontera, un detallito”, dice restndole importancia. Pero la cara de alegra de ellos refleja que significa mucho ms. Perales, que ya tiene mucho merchandising en casa de viajes anteriores, confiesa que se ha comprado una taza de desayuno grande. “Ya tena una de tamao normal de Pars 2024 desde hace tiempo pero es que yo soy de desayunar un caf enorme para empezar bien el da”, confiesa entre risas.

As que Perales lleva ya meses empezando el da con los Juegos Paralmpicos de Pars no slo en mente, tambin en el desayuno. Y en su mvil, donde la cuenta atrs diaria sigue. Lleva aos poniendo el contador en cada cita paralmpica. sta ser la sptima de su carrera. “S que parece mentira que se pueda mantener la misma motivacin despus de seis Juegos, pero en cada uno siempre encuentro una distinta”, confiesa. Y cuenta un detalle muy personal que, adems, da un nuevo significado al objetivo de subir al podio.

No descarto la medalla, sueo con ella todos los das

Teresa Perales, 27 medallas paralmpicas en natacin

“No descarto la medalla, ni muchsimo menos. Sueo con ella todos los das, con una, con dos… Y tengo una parte emocional que me une muchsimo a la medalla de Pars. Todas tienen algo muy especial que no han tenido otras, pero sta tiene un trocito de la Torre Eiffel. Este ao se cumplen 20 aos de que mi marido me pidiese matrimonio en la Torre Eiffel, en el restaurante que hay en la segunda planta. Se ha alineado todo y yo quiero la medalla”, dice sonriendo. Mariano, su esposo, hizo los honores el 8 de enero de 2004 all. “Es la primera vez que me da igual el color de la medalla, pero la quiero”, aade con una conviccin que no deja lugar a dudas.

Nada slo con el brazo derecho

Las circunstancias, con respecto a ciclos anteriores, han cambiado. Perales, debido a un agravamiento en su discapacidad desde el regreso de Tokio 2020, ahora nada slo con el brazo derecho. En el izquierdo lleva una frula negra con los nombres de los seis Juegos en los que ha participado (de Sidney 2000 a Tokio 2020) a los que ha aadido ya Pars 2024. Todos ellos pintados de dorado, como el color de 7 de sus 27 medallas paralmpicas. Diez son de plata y otras diez de oro.


Teresa Perales con su frula en la que lleva escritos los nombres de los Juegos.
RODOLFO ESPINOSA

“En este ltimo ao, desde que perd la movilidad del brazo izquierdo, tengo una pelea interior en mi cabeza de que no se trata de hacer muchos metros. No hay que obsesionarse con estar dos horas en el agua. Siempre he sido de no saltarme ni medio metro porque y si de eso depende la medalla? Pero este ao los entrenamientos han sido por sensaciones de lo que mi cuerpo me pide y de lo que me permite. Me ha costado mucho ver que los dems siguen su entrenamiento y que yo me tiro al agua a ver cunto aguanto“, confiesa.

A veces aguanta una hora, otras un poquito menos. “Es muy duro porque yo quiero entrenar ms, en el agua y en el gimnasio”, dice. Tambin ha cambiado la nutricin, cuidando ms la ingesta de protenas para tener bien las reservas de aminocidos.

Desde que nado slo con el brazo derecho ha sido, sobre todo, una gran lucha mental

Teresa Perales, 27 medallas paralmpicas en Juegos

“Pero sobre todo ha sido la lucha mental y la visualizacin, que me ha costado mucho cambiarla. En mi cerebro he seguido nadando con los dos brazos hasta hace apenas unos meses. No quera renunciar a ello”, reconoce.

Teresa Perales entrenando en la piscina del CAR de Madrid.

Teresa Perales entrenando en la piscina del CAR de Madrid.
RODOLFO ESPINOSA

De la vergenza al orgullo

Cuenta orgullosa que ya ha aprendido a ir recta, a nadar con un brazo y a tener un poco ms controlado su cuerpo. De hecho, no lo dice a lo largo de la conversacin, pero ha batido algn rcord del mundo en su nueva categora. Y se sincera al reconocer que una de las cosas que ms le ha costado es que la vean nadar slo con un brazo. “Me siento muy orgullosa del trabajo que he hecho, de no haberme rendido, de haber superado la vergenza de que me vieran nadar slo con un brazo. Renunci a ir a alguna competicin, aunque fueran inclusivas, porque no quera que me vieran nadar as“, confiesa.

He superado la vergenza de que me vieran nadar slo con un brazo, al principio renunci a alguna competicin por ello

Teresa Perales, 27 medallas paralmpicas

Todo cambi en una concentracin en el CAR de Sierra Nevada. All, el primer da “flipaban un poco” con ella, pero luego la gente le deca: “Qu narices tienes!”. “Nadar solamente con un brazo es muy difcil, pero aqu estoy y yo lo voy a seguir intentando. Me veo con ganas y con fuerza. Vuelvo a estar otra vez en la contrarreloj, como antes de Tokio. Pero parece que me va la presin”, dice entre risas.

Quiere repetir la pica

Y vuelve a hablar de la posibilidad de subir al podio en Pars. “En mi cabeza siempre pienso que hay opciones y mi historia me ha demostrado que cuando tu cabeza tira para adelante, t puedes“, deja caer. Porque a Perales se le sali el hombro izquierdo tres meses antes de los Juegos de Tokio y acab ganando una plata paralmpica milagrosa -la medalla nmero 27 de su carrera- en la prueba de 50 espalda S5. “Me supo a rcord del mundo, es la medalla ms pica de mi vida hasta ahora, que ser la que venga en Pars”, dice sonriendo.

All nadar tres pruebas: 50 y 100 espalda S2 (su nueva categora) y 100 metros libre.A estos Juegos ya voy con una medalla puesta despus de todo lo que he vivido y de todo lo que ha pasado. No todo el mundo puede decir con 48 aos que va a los sptimos Juegos pensando que puede ganar una medalla y con el objetivo de igualar o superar a Phelps (28). Se ha convertido en una motivacin y en una obsesin”, reconoce.

No cierra la puerta a Los Angeles 2028

Y los de Pars sern sus ltimos Juegos? “Nunca pienso en retirarme en unos Juegos por higiene mental, porque no los vives de la misma manera sino de una forma ms triste y yo quiero disfrutarlos. El ao que viene el Mundial de natacin es en Singapur, una ciudad que me apasiona y seguir hasta entonces. Que gane o no una medalla en Pars no cambiar mis planes. Y parece que Palma de Mallorca se plantea hacer un Europeo y est aqu al lado… Igual lo intento y ya solo quedarn dos aos para los Juegos de Los ngeles 2028, as que no cerremos puertas. Depende de cmo me aguante el cuerpo”, dice.

“Veo a Teresa contenta y cuando est feliz, si est con confianza, puede lograr lo que se proponga”, aade convencido Daro Carreras, su entrenador. Se conocen desde hace aos y sabe muy bien de lo que la nadadora maa es capaz. “Es muy ambiciosa y a m me rie porque me dice que tengo que ser tanto o ms que ella. Ha conseguido contagiar esa ambicin al grupo (Beatriz Lrida, Carlos Martnez y Miguel ngel Navarro). Los cuatro trabajan para lograr una medalla aunque en muchos casos su objetivo debera ser otro”, dice el entrenador de Perales.

Teresa Perales junto a su entrenador y sus compa

Teresa Perales junto a su entrenador y sus compaeros de entrenamiento.

Carreras ha sido testigo de lo duro y difcil que ha sido el ltimo ao para ella. En febrero la cambiaron de categora y pas a competir con nadadoras que mueven los brazos y las piernas. Ella, que slo mueve el derecho ahora y no tiene movilidad en las piernas desde los 19 aos, pas a ser una S3, lo que la dejaba sin opciones de subir al podio en los Juegos Paralmpicos de Pars. En abril, volvieron a pasarla a la S2.

Es imposible frenar a Teresa

Daro Carreras, entrenador de Perales

“Pasaba mal un par de das y luego era la de siempre. Tiene ganas de rematar todo el trabajo. Es imposible frenar a Teresa“, reconoce Carreras. Hablan todas las noches y “ella siempre quiere ms, ms y ms”, confiesa. “Cualquier equipo la querra para que todos vayan como un cohete. Sirve a los dems de inspiracin y motivacin. Ahora todos los que entrenan con ella quieren ms. Es un regalo para cualquier entrenador”, admite.

Con la cinta de la Virgen del Pilar a Pars

Perales se reconoce manitica a la hora de hacer la mochila de competicin. Confiesa que la revisa varias veces la noche anterior y otras tantas a la maana siguiente. En ella no faltan un mnimo tres baadores “por si se rompe alguno” y siempre estrena alguno de ellos en competicin. Tambin lleva dos gorros, dos gafas, dos pinzas y dos toallas. Y lo que nunca falta es la cinta de la Virgen del Pilar, como buena maica. “Va conmigo siempre en la silla, la mochila y la maleta. Igual este ao me la meto incluso debajo del baador”, dice entre risas.



DERECHOS DE AUTOR
Esta información pertenece a su autor original y fue recopilada del sitio https://www.marca.com/paralimpicos/2024/07/08/6685208346163ff7988b458a.html