Noticias de Hoy
Los mejores medios en uno solo

Trabaja para evitar desaparición de niños en zonas indígenas

52

Córdoba, Ver. – Originaria de Ixhuatlancillo, María Esther Rosas Sixto es coordinadora regional de Pueblos Indígenas y miembro de la Fundación de Investigación de Niños Robados y Desaparecidos; su reciente labor es la de crear un vínculo entre los Ayuntamientos y la institución que representa para dar información de prevención respecto a los peligros que corren los niños en medios sociales digitales.

“Mi labor es llegar a municipios con los alcaldes y coordinarnos con ellos para prevenir a los niños y evitar que las desapariciones sigan creciendo; es una angustia y desesperación el no saber dónde están nuestros hijos. Lo viví y por ello me interesé en esto. Voy a trabajar para prevenir y quizás reducir; no existe un acercamiento de las autoridades y me inquieta esta situación”, señaló.

El 5 de septiembre es la fecha instruida en el Segundo Encuentro de Organizaciones y Movimientos de América para Conmemorar el Día Internacional de la Mujer Indígena, eligiendo esta fecha en honor a la luchadora de Bartolina Sisa, guerrera aymara que se opuso a la dominación colonial y fue asesinada en 1782.

Las mujeres indígenas son parte importante en las luchas de sus pueblos, impulsoras de la cultura teniendo un papel fundamental en el ámbito familiar y de su misma comunidad.

María Esther es ejemplo de mujer indígena, pues en su reciente nombramiento ha buscando acercamientos con autoridades municipales de su pueblo, sin obtener respuesta, pero no se dará por vencida pues sabe que se acerca el final de las administraciones municipales llegando nuevas personas a los cargos con quienes desea tener un diálogo y que la búsqueda sea mutua.

“Es una preocupación lo que llega a ocurrir cuando no se tiene la vigilancia correcta de los padres respecto a sus hijos y de ellos el no saber detectar la malicia. El lema de la fundación nos dice que a un niño es más fácil cuidarlo que buscarlo; entonces es algo interesante pues hoy día hay muchos padres que sufren por la desaparición de sus hijos”.

Un aspecto que Esther busca dar a conocer son las “Manualidades de las prevenciones”, un libro de bajo costo elaborado por la Fundación a la que pertenece. Este escrito es el que buscan llevar a cada ayuntamientos pero ahora ya esta a la venta en espacios como el Mercado de Artesanías de Orizaba, invitando así a la ciudadanía a adquirirlo, pero esta no es la única idea que tiene pues un trabajo en conjunto le espera en próximos días.

Te puede interesar: Farmacéuticas despojan saberes de pueblos originarios

A sus 33 años, está mujer tiene presente el 5 septiembre como el Día Internacional de la Mujer Indígena considerándose parte de ellas; su vestimenta, humildad y sinceridad forman parte del carácter típico de este sector de la población.

“Es un día importante para mí pues como gente indígena pertenecemos todavía a los usos y costumbres, hablamos el idioma náhuatl; al portar mi vestimenta estoy representando con orgullo mi pueblo, somos las grandes riquezas de México, lo representamos “.

María Esther consideró que la mujer indígena es el sector de población que mantiene vivas las tradiciones, usos y costumbres de los pueblos pues desde su trinchera, sea realizando artesanías, el cuidado de las plantas así como la herbolaria mexicana, tratan de que los “modernismos” no se metan en lo que ellas llaman enseñanza de casa, pues sus hijos desde que empiezan a hablar son educados en español y su lengua materna que es el náhuatl.

La entrevistada señaló que está preocupada por las mujeres y hombres de los pueblos indígenas pues no son tomados en cuenta por las autoridades, pese a que sus manos llegan a crear arte y tejidos poniendo en alto a Ixhuatlancillo.

Orgullosa, explicó que la vestimenta característica de una mujer indígena se conforma de una blusa y una falda formando a simple vista un vestido y aunque no reciben un nombre son ellas mismas las que los elaboran o buscan la forma de quien los haga pues buscan las telas adecuadas así como los bordados idóneos para cada tejido lo que hace que esta ropa típica sea un poco elevada.

“Para mí es un orgullo porque me he dado cuenta que mucha gente se avergüenza de la ropa, empieza a cambiar hasta dejar de usarla, pero es todo lo contrario debemos de salir y lucirlo con orgullo, nuestra vestimenta nos representa como mujeres de pueblo indígena, somos mujeres de Ixhuatlancillo”, dijo.

Cuestionada sobre qué mensaje daría a todas aquellas personas que siguen con la discriminación hacia ellas como mujeres recalcó que ella es un patrimonio e hizo un llamado a la ciudadanía a conocer la cultura de su México pues el hablar el idioma náhuatl es un valor que debe dársele.

Actualmente ella labora en el mercado de artesanías de la ciudad de Orizaba, su negocio es de flores como suculentas, plantas de sombra, cactus, masetas de barro y hierbas medicinales.

Con su labor en la Coordinación de Pueblos indígenas apoyará a las madres solteras y próximamente estará acercándose a los Ayuntamientos, “dejemos de lado la discriminación hacia la mujer indígena pues el que vistamos diferente no nos hace menos; aquí todos somos iguales, nadie tiene ese derecho de hacer menos”.

DERECHOS DE AUTOR
Esta información no pertenece a Noticias de hoy, pertenece a su autor original y fue recopilada del sitio https://www.diariodexalapa.com.mx/local/trabaja-para-evitar-desaparicion-de-ninos-en-zonas-indigenas-originaria-de-ixhuatlancillo-maria-esther-rosas-sixto-7173572.html

Comentarios
Loading...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más