Noticias de Hoy
Los mejores medios en uno solo

Destituida una alto cargo del PCC en Pinar del Río, criticada por su “gestión dudosa”

82

La Habana/El Partido Comunista de Cuba (PCC) volvió a mover las piezas de su tablero este lunes, cuando destituyó, apenas dos días después de cesar a Susely Morfa en Matanzas, a su primera secretaria en Mantua, Pinar del Río. Liusmara Rodríguez Soriano “fue liberada de su responsabilidad”, dijo la prensa oficial, con el eufemismo que utiliza el régimen para referirse al castigo a los dirigentes que tienen una mala gestión en los territorios.

Una fuente consultada por 14ymedio en Matua sobre la destitución de Rodríguez asegura que durante su tiempo en el cargo la funcionaria “cometió muchos errores”. “Las viviendas afectadas por inundaciones y ciclones se han ido sumando en los últimos años en el municipio, todavía hay gente que lleva diez años y más pidiendo materiales y ayudas para reparar su casita”, cuenta.

“En la distribución de materiales, Liusmara privilegió a su gente, dio poder a personas que usaban el cemento y los techos como si esto fuera una finca privada. Había mucho malestar y fuertes rumores del desvío de recursos destinados a los afectados”, añade, por lo que su destitución podría ser una consecuencia de esa “gestión dudosa”. “Los pulóver rojos que usaba –subraya haciendo referencia a la vestimenta de Rodríguez con consignas revolucionarias– no le sirvieron de mucho”. 

“En la distribución de materiales, Liusmara privilegió a su gente, dio poder a personas que usaban el cemento y los techos como si esto fuera una finca privada”

Rodríguez, de quien no se dijo una palabra en los medios pinareños, será sustituida por Noel Camejo Pérez, de 44 años y quien “acumula experiencia en dirección”. “En la UJC [Unión de Jóvenes Comunistas], fue primer secretario en Guane e integrante del Buró Provincial. En el PCC se desempeñó como miembro del buró municipal para la atención a la actividad política e ideológica en el territorio guanero y funcionario del Comité Provincial en la esfera agroalimentaria, desde el año 2022 hasta la actualidad”, resumió Guerrillero.

Rodríguez, a quien le fueron reconocidos sus “esfuerzos y consagración”, “asumirá otras tareas en la administración”, remachó el anuncio.

Lo mismo ocurrió el pasado sábado en Matanzas, donde la primera secretaria del Partido, Susely Morfa –psicóloga y dirigente política de la Isla que se destacó en los actos de repudio contra activistas cubanos en la Cumbre de las Américas, en 2015 en Panamá– fue cesada de su cargo.

En el caso de Morfa, sucedida por Mario Sabines Lorenzo, de 52 años y anterior gobernador de la provincia, los dirigentes se deshicieron en elogios para la funcionaria, calificada de “gran líder”. “Durante acontecimientos de gran complejidad como el incendio en la Base de Supertanqueros, las inundaciones en Carlos Rojas, o durante los propios sucesos del 11 de julio, ella siempre ha estado en la primera línea de combate, algo que indudablemente la convierte en una gran líder”, elogió Osmar Ramírez Ramírez, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba.

El cargo de primer secretario del partido, representante directo de los intereses del régimen en cada territorio, parece ser uno de los más susceptibles a cambios

El cargo de primer secretario del partido, representante directo de los intereses del régimen en cada territorio, parece ser uno de los más susceptibles a cambios. Semanas atrás fue “liberado” también Liván Izquierdo, quien ocupaba el puesto en Ciego de Ávila. El PCC informó de que el comité provincial “acordó a solicitud del Buró Político liberar como primer secretario de este organismo al compañero Liván Izquierdo Alonso, el que asumirá otras responsabilidades en la organización” y que debía dejar su oficina en quince días.

Izquierdo, conocido por prestar especial atención a su proyección pública en los medios locales, fue despedido por Invasor con elogios y la aclaración de que el propio ex primer secretario había votado a favor de su salida del cargo.

No tuvo la misma suerte José Ramón Monteagudo Ruiz, primer secretario del Partido en Santiago de Cuba, que abandonó el cargo el pasado 1 de febrero sin penas ni glorias. Monteagudo, despedido por el propio Miguel Díaz-Canel, estuvo en el puesto por menos de tres años, que coincidieron con la pandemia de covid-19 y el empeoramiento de la crisis económica de la Isla. Su sucesora, Beatriz Johnson Urrutia, antigua gobernadora de la provincia, tampoco ha logrado en su poco tiempo en funciones mantener su historial libre de protestas y reclamos de la población.

Semanas después, el pasado 21 de febrero, el Buró Político solicitó la salida de la primera secretaria de Cienfuegos, Marydé Fernández López, del cargo. En esa ocasión, el secretario del Comité Central, Roberto Morales Ojeda –quien ha asistido a la remoción de cada uno de los secretarios provinciales–, aplaudió a Fernández por “sus cualidades personales y los resultados en el desempeño al frente de la organización partidista”, que no mencionó. En su lugar, fue nombrado Armando Carranza Valladares, quien formaba parte del Buró Provincial.

El movimiento de cuadros, que la prensa ha calificado en varias ocasiones como un proceso estándar, no solo ha ocurrido a escala local, sino en la propia estructura del Gobierno central

El movimiento de cuadros, que la prensa ha calificado en varias ocasiones como un proceso estándar, no solo ha ocurrido a escala local, sino en la propia estructura del Gobierno central. Además de la caída en desgracia semanas atrás del ex ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil –que arrastró consigo al ex ministro de la Industria Alimentaria Manuel Santiago Sobrino Martínez–, el régimen anunció la destitución de los viceministros de Cultura Fernando Rojas Gutiérrez y Kenelma Carvajal Pérez el pasado 8 de enero.

“Este movimiento responde a una política del país de renovación paulatina de los cuadros de dirección a todos los niveles, y ratifica en la práctica la confianza de la Revolución en los jóvenes”, dijo entonces el Ministerio de Cultura en un comunicado que aseguraba que se trataba de una “liberación por renovación” y no un castigo. 

La salida de Rojas, de quien se reconoció su “lealtad revolucionaria”, dejó perpleja a la ciudadanía, que lo recuerda como uno de los comisarios culturales más fieles al régimen y por su participación en la tensa reunión con los artistas del colectivo 27N en la que su jefe, Alpidio Alonso, acabó propinando un manotazo al periodista independiente Mauricio Mendoza.

También relacionado a la cultura, se conoció la salida en enero de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba de Luis Morlote Rivas. Conocido como uno de los hombres de confianza de Díaz-Canel, Morlote –quien también dirige el Noticiero Cultural de Televisión Cubana– no fue “liberado”, sino ascendido al Departamento Ideológico del Partido.

Asimismo, a inicios de año fueron removidos dos viceministros de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Ana Teresita González Fraga y Roberto López Hernández. Aunque la cartera aseguró entonces que se trataba de un “proceso de renovación de cargos en las estructuras del Gobierno”, la mala situación económica de la Isla, que busca a toda costa divisas e inversiones, levanta sospechas sobre los verdaderos motivos del régimen para sustituir a los funcionarios. Una duda que se repite con las numerosas “liberaciones” de los últimos meses.

DERECHOS DE AUTOR
Esta información pertenece a su autor original y fue recopilada del sitio https://www.14ymedio.com/cuba/destituida-alto-cargo-pcc-pinar_1_1101251.html