Noticias de Hoy
Los mejores medios en uno solo

El arpa me da una base muy rítmica; de ahí viene mi gusto por el son jarocho: Paniagua

406

El arpa me da una base muy rítmica; de ahí viene mi gusto por el son jarocho: Paniagua

▲ La compositora hace soul, pop y otros géneros.Foto tomada de la página de Facebook de la artista

Juan Ibarra

 

Periódico La Jornada
Miércoles 10 de noviembre de 2021, p. 7

Las canciones de Alejandra Paniagua tienen un tiempo arbóreo: florecen a su propio ritmo. Acompañada por su arpa mestiza (mezcla jarocha, paraguaya y celta), hace son jarocho, soul, pop y otros ingredientes (géneros) que fue recolectando como parte de su formación académica en el Centro de Estudios de Jazz, y con la apista Brita Shiffer, de la Orquesta Sinfónica de Xalapa.

Desde muy chica supo que quería dedicar su vida a cantar. De niña disfrutaba de entonar temas en su lengua natal, el español. Como miembro de una familia con una fuerte inclinación a las artes, siempre fue alentada a desarrollar sus habilidades musicales. La cantante creció en Veracruz, rodeada de una cultura musical que años más tarde se vería reflejada tanto en sus composiciones como en los instrumentos utilizados para producir su música.

Me he dejado llevar por lo que he experimentado y lo que me ha indicado mi sentir respecto de la música. Desde siempre me gustó cantar, sabía que me quería dedicar a esto, pero lo demás ha sido una búsqueda, explicó en entrevista.

Esa búsqueda la llevó, primero, a estudiar arpa clásica, pero fue demasiada disciplina para mí, no la aguanté. Duré como año y medio estudiándola, aunque usaba un arpa jarocha, admitió. De acuerdo con Paniagua, las diferencias entre ambos instrumentos son varias: la caja, la manera en que suenan los bajos y los agudos, e incluso la forma en que se tocan los instrumentos es distinta; mientras en el arpa clásica se utilizan sólo las yemas de los dedos, la veracruzana se toca con yemas y uñas.

De lo clásico, pasó a lo jarocho, y entonces notó que con un arpa podía hacer lo mismo que con un piano. “Se utilizan las dos manos, y me di cuenta de que podía hacer canciones también. Empecé haciendo covers de canciones, adaptándolas al arpa, como si fuera un piano. Y ahí advertí que se pueden componer cosas”, contó Paniagua.

Más tarde volvió a las aulas para estudiar canto en el Centro de Estudios de Jazz de la Universidad Veracruzana. Aunque tampoco terminó esa carrera, aprendió gran parte de las técnicas que ahora usa a la hora de interpretar. La mayoría del repertorio para cantar es en inglés, sí puedes interpretar temas en español, boleros, pero la mayoría de cosas están basadas en la canción en inglés, detalló Paniagua.

Sobre el camino que ha tomado hacia la definición de su estilo musical, considera que son procesos que uno tiene que pasar para saber qué es lo quiere. Por aquí sí, por aquí no. Sacrificas algunas cosas, pero siempre, desde muy chiquita me gustó cantar en español, eso era lo que tenía muy claro. La necesidad de hacer canciones fue dándose más como a mis 20 años.

Aunque aún le gusta interpretar muchas cosas distintas, Alejandra ha logrado encontrar la manera de juntar sus intereses. Creo que el hilo conductor de todo es lo acústico, los instrumentos. Hay una base sólida muy rítmica, y eso viene también de mi gusto por el son jarocho y la música de Veracruz. El arpa misma me da esas cosas, indicó.

A pesar de haber comenzado a lanzar su música hace poco más de cinco años, ha colaborado ya con muchos otros músicos con quienes la veracruzana se identifica y relaciona. “Escuchas música de un artista y de repente te dicen: ‘Eso se parece a algo que está haciendo tal’, entonces es muy fácil interrelacionarse, y es lo bonito de la colectividad en este ambiente. No creo estar aislada en ese sentido, me gusta pensar que soy parte de un estilo, o de una comunidad que hace cierto tipo de canciones”, sostuvo.

Me nutre tocar con otros

Paniagua, además, está dispuesta a dejar el micrófono para tocar con otras personas. Hace un par de años, cuando vivía en la Ciudad de México, la veracruzana fue invitada a participar como arpista en algunas agrupaciones. Eso también me gusta porque abordo otras canciones u otras sonoridades que no son mías y me permiten crear cosas en su contexto, en su ambiente, en su espacio, porque me ayuda a salir de mí, y de lo que yo creo o pienso de la música, a estar más presente y propositiva, y eso me nutre, sostuvo Alejandra Paniagua.

Ahora la cantautora se prepara para publicar un álbum que se estrenará a finales de año y principios del próximo. En plataformas de streaming ya están disponibles algunos de sus sencillos, aunque los primeros que produjo han sido retirados por Paniagua, para volver a ser grabados. “A veces la música va cambiando; también mi necesidad de repensar un poco esas canciones y de subir otra versión. Como que algo no me quedaba tan… no estaba tan satisfecha, entonces planeo volverlo a subir eventualmente”, contó.

Y vuelvo a casa, con la cantante Geo Equihua, es el tema más reciente de Paniagua; ya está disponible en plataformas. La veracruzana se presentará, junto con músicos invitados, el 3 de diciembre en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris de la Ciudad de México.

DERECHOS DE AUTOR
Este contenido pertenece a su autor original y fue recopilado de la página:
https://www.jornada.com.mx/2021/11/10/espectaculos/a07n1esp?partner=rss