Noticias de Hoy
Los mejores medios en uno solo

El chaleco de la suerte de Ancelotti, el brcoli y la cena en Ten con Ten

85

El Real Madrid est en otra final de la Champions. Todo ha funcionado a la perfeccin. Todo ha estado en su sitio durante la competicin. Los grandes y los pequeos detalles no han faltado. El trabajo de unos y otros ha dado como resultado llegar a una nueva final europea. Una vez ms, el esfuerzo en equipo de todo el club, cuerpo tcnico, futbolistas y empleados del Real Madrid, han llevado al equipo a estar a un paso del xito. Viaje, hotel, horarios y el chaleco de Ancelotti… todo igual con tal de repetir el xito.

Dentro de ese engranaje hay multitud de detalles que se revisan para que no falten ni fallen y ms cuando llegan partidos como el de Londres. Miran a Pars e intentan repetir hbitos.Todos y cada uno de los protagonistas se rodean de todo con lo que se siente ms seguros. Manas, supersticiones o como lo quieran llamar. Y una vez ms, todos procuran que nada quede en el olvido por si hay que volver a tirar de pica. Empezando por Carlo Ancelotti, el nmero uno en eso de repetir conductas y gestos.

Brocol, salmn y pasta

Si el pasado lunes reconoci que en todos estos das viene a hacer lo mismo, pasando por la comida con el brocol, salmn y pasta a la cabeza, repetir lo hecho en Chantilly dos aos atrs, para terminar con su uniforme y su chaleco de lana, ese que luce en cualquier circunstancia y que no faltar en Londres. Da igual que la tarde sea ms que primaveral como fue la el Bayern con cerca de los 25 grados, o la tarde fresca que se espera en Londres.

El italiano es un hombre de costumbres. Poco import el calor que cay sobre Madrid en vuelta de la semifinal, que el entrenador del equipo blanco apareci con camisa, chaqueta y su inseparable chaleco de la suerte, ese mismo que le est acompaando desde que regres al Real Madrid en los partidos europeos y qu tan solo le ha fallado en una ocasin con motivo del partido de vuelta ante el City de la pasada temporada. Su talismn no es pelirrojo y s de lana azul.

El chaleco de las remontadas ah estuvo, cumpliendo con su funcin, que no es otra que la de que todo estuviera en su sitio. Wembley espera y ah estarn Ancelotti y su chaleco, como tampoco faltar Florentino Prez y su visita a los jugadores en el da de la final. Gestos que se repiten y dan forma a la rutina que se ha convertido eso de que el Real Madrid est en la final de Champions.

Tras eliminar al Manchester City hace dos aos acudi a un conocido restaurante madrileo. Nada ms ganar al Bayern, nueva cena en el mismo restaurante. Igual no suma, pero puede restar, eso es lo que piensa el italiano y parte de los que le rodean.

El chaleco es el aadido, el elemento que aparta las malas vibraciones. En esta tercera final de Ancelotti de cuatro posibilidades, hay trabajo al detalle, exhaustivo, en el que el tcnico es la cara visible, el lder de todos ellos, pero no hay que olvidar que mucho del xito es mrito de un cuerpo tcnico, joven, preparado y a los que los futbolistas respetan enormemente, pero todos saben quin es el jefe.



DERECHOS DE AUTOR
Esta información pertenece a su autor original y fue recopilada del sitio https://www.marca.com/futbol/real-madrid/2024/05/30/6657ae3846163f875e8b45b7.html