Noticias de Hoy
Los mejores medios en uno solo

El extraño robo de 133 toneladas de pollo congelado en un almacén del Estado cubano

204

Imágenes en blanco y negro, tono policial y música de suspenso. Televisión Cubana no escatimó recursos para contar, con el máximo dramatismo posible, el presunto robo de 133 toneladas de pollo congelado de la Empresa Comercializadora de Alimentos de La Habana. Unos 30 imputados –11 de ellos en prisión preventiva– están, según la Policía, vinculados al hecho.

El faltante de unas 1.660 cajas de pollo de la marca estadounidense Tyson, detectado por el departamento de control de la entidad, hizo saltar las alarmas de los directivos, narra el reportaje. Rigoberto Mustelier, director de la Comercializadora, descubrió que faltaban 26 toneladas e inmediatamente, afirma, ordenó hacer un inventario y llamó a la Policía.

Los agentes hicieron sus propios cálculos, mirando las grabaciones de seguridad de los almacenes y las “fluctuaciones de temperatura” del frigorífico, e informaron a Mustelier de que el faltante era mucho mayor: 133 toneladas, precisó la teniente Olga Panque, que también compareció en televisión.

La noche del robo –Televisión Cubana no le pone fecha– varios “vehículos sospechosos” circularon por las afueras del almacén

“Puede ser la canasta básica de una provincia mediana”, comentó Mustelier y a partir de ahí el reportaje se enfocó en argumentar que si “el pueblo” no tiene pollo en los próximos días, ya sabe dónde buscar a los culpables: “Jefes de turno, tecnólogos y desocupados ajenos a la empresa. Había trabajadores implicados”, aseguró el teniente coronel Rafael Galera, “que sustituían los sellos oficiales de la entidad” y los cambiaban por “otros que traían de la calle”.

La noche del robo –Televisión Cubana no le pone fecha– varios “vehículos sospechosos” circularon por las afueras del almacén. La Policía explica que por cada caja se pagaba en el mercado informal 3.800 pesos, y que se vendían “en casas de personas que se hacían pasar por trabajadores por cuenta propia o de mipymes“.

Las presuntas ganancias, calculan, estaban entre los 50 y los 200.000 pesos, “en dependencia del nivel de participación”. Además, el director de la Comercializadora en el momento en que se produjo el robo fue despedido.

Tras ocho registros domiciliarios a los implicados, los agentes incautaron computadoras, aires acondicionados, televisores, las neveras donde se guardaba la mercancía y tres millones de pesos y cantidades –no especificadas– en dólares.

La Fiscalía acusa a los implicados de los delitos de malversación, robo con fuerza, cohecho, incumplimiento del deber de conservar los bienes estatales y receptación. Si se toman en cuenta los agravantes, a los que más responsabilidad se les atribuye en el hecho podrían sentenciarlos con hasta 20 años de prisión.

“Va a ser una decisión severa, porque el caso así lo amerita”, advirtió un representante de la Fiscalía entrevistado por Televisión Cubana. “El momento histórico en que estamos viviendo, el producto afectado y la población requieren de una decisión de esta naturaleza”.

El reportaje no intenta disimular su “moraleja”: “Los que robaron el pollo en la cámara 414 se enfrentaron a muy bajas temperaturas, pero nunca comparadas con el frío hielo de sus conciencias cuando afectaron al pueblo”.

Tras la detención de los responsable, “ya se aprecia un cambio en la seguridad” de los almacenes, alega el reportaje

Tras la detención de los responsable, “ya se aprecia un cambio en la seguridad” de los almacenes, alega el reportaje. El director de la Comercializadora, aseguró que durante su mandato las cosas se hacen de manera diferente. “Hay un control más estricto”, resumió.

A los lectores de Cubadebate, donde se publicó el reportaje, no les pasaron desapercibidas varias incongruencias del relato. “¿Cómo el funcionario –Mustelier– pensó que eran 26 toneladas y se trataba de 133? La diferencia es notable”, ironizaba un lector, preocupado por que los números fueran exagerados.

Otros fueron más hondos en la crítica: “Un faltante de 133 toneladas de pollo que afectó a la canasta básica familiar. ¡Qué manera más ridícula de decir que se robaron 133 toneladas de pollo! Y pueden quitar lo de ‘básica’. El Ministerio de Comercio Interior eliminó ese adjetivo hace rato: sólo canasta familiar, porque anda muy lejos de lo básico”.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

DERECHOS DE AUTOR
Esta información pertenece a su autor original y fue recopilada del sitio https://www.14ymedio.com/cuba/extrano-toneladas-congelado-almacen-cubano_0_3695030462.html