Noticias de Hoy
Los mejores medios en uno solo

El reto, fortalecer la equidad de género en la ciencia

259

▲ Prácticas de investigación en laboratorio de la UNAM.Foto de Facebook del Instituto de Ciencias Físicas de la UNAM

Alondra Flores Soto

 

Periódico La Jornada
Domingo 11 de febrero de 2024, p. 6

Tres brillantes científicas animaron a vencer el no se puede o esas carreras no son para niñas, muchas veces dicho por la propia familia, durante la conferencia Mujeres que inspiran, logros y retos, efectuado ayer en el Centro Cultural de España en México.

La charla se realizó en el contexto del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, que se conmemora este 11 de febrero, impulsado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y ONU-Mujeres.

La bióloga Isabel Gómez en esta ocasión dejó de lado a las bacterias que pueden enfermar a los insectos y con mucha alegría animó a seguir el camino del conocimiento y enamorarse del proceso hacia el cumplimiento de una meta.

Siempre me apasionó el laboratorio, reveló y recordó que a pesar de que su papá le advirtió esperar a llegar a la secundaria para entender lo que había en la enciclopedia que le regaló, la leía a escondidas, entonces vio fenómenos como la ósmosis o la germinación de las semillas. “El primer reto fue creer en mí misma, porque cuando empiezas la educación lo que primero que te dice mucha gente es: en esa carrera no tienes la fuerza. Su deseo es trabajar para que la sociedad mejore y que el mundo resuelva los problemas que estamos enfrentando.

Una niña de unos seis años, con sus trencitas y lentes veía desde primera fila, a unas cuantas sillas observaba muy seria una adolescente, en el fondo otra abrazaba a su peluche en forma de changuito. Todas acudieron al espacio en el Centro Histórico para escuchar a Érika Bustos, del Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Electroquímica; Isabel Gómez, del Instituto de Biotecnología de la UNAM, y Citlali Trueba, del Instituto de Nacional de Siquiatría Manuel de la Fuente Muñiz. Las participantes, con un extenso currículum y dedicación a sus campos de estudios, coinciden en haber recibido en algún momento el Premio L’Oréal-Unesco-AMC.

Estamos muy interesadas en promover un ambiente propicio para fortalecer y generar la equidad de género en el ámbito tecnológico a través de la educación, apuntó la moderadora, la ingeniera Claudette Romero. De esta manera pretendemos mostrar que existen científicas mexicanas, como el ejemplo de nuestras panelistas, que actualmente se han desarrollado en áreas de conocimiento muy diversas y así contribuir a erradicar la falsa creencia de que las mujeres no podemos estar en estas carreras.

Isabel Trueba estudió biología porque encontró un mundo maravilloso en el mar gracias a su papá, a quien le gustaba bucear. Durante sus prácticas de campo descubrió pronto que hay estudiosos de bota y otros de bata, ella era de la segunda categoría. Me apasionó entender cómo funcionan los seres vivos por dentro. Su ámbito de estudio ocurre alrededor de las neuronas, cómo nos sincronizamos con el medio ambiente a través del sistema nervioso con la secreción de hormonas y neurotransmisores.

Érika Bustos describió su labor en el campo de la electroquímica ambiental. La investigadora conversó sobre su trabajo enfocado en diseñar superficies en tierra y aire a partir de electrodos que permiten reconocer contaminantes. Por ejemplo, es importante rehabilitar los suelos para evitar que se ensucien los acuíferos. De niña le encantaban sus muñecas y abrirlas para ver cómo funcionaban, desde la secundaria le gustaban los laboratorios de física y química porque entendía procesos, por ejemplo, cómo crecemos o podemos tomar agua. Su mayor logro es transmitir ideas a las nuevas generaciones.

DERECHOS DE AUTOR
Esta información pertenece a su autor original y fue recopilada del sitio https://www.jornada.com.mx/2024/02/11/ciencias/a06n2cie?partner=rss