Noticias de Hoy
Los mejores medios en uno solo

¿Está la UE preparada para vivir sin el diésel ruso? | | 06.02.2023

381

La Unión Europea (UE) se unió a Estados Unidos y al Reino Unido para prohibir las importaciones de diésel ruso y otros productos derivados del petróleo refinado, con el fin de cortar los lazos energéticos con Moscú, su mayor fuente de energía durante años.

Intentan así garantizar que el embargo de combustible de la UE no termine elevando los precios mundiales del diésel. Esto tiene lugar dos meses después de una prohibición similar sobre el crudo ruso traído por mar. Pero la prohibición de los combustibles refinados, en particular, el diésel con su amplio uso industrial y doméstico, ha sumido al mercado en la incertidumbre, por las históricas bajas existencias de diésel en Europa.

¿Propiciará la prohibición el aumento de los precios del diésel?

Eso dependerá, en gran medida, del éxito de los países europeos en encontrar vendedores alternativos y de la eficacia de Moscú en encontrar nuevos mercados para su combustible. Si fuese así, el impacto en la oferta y los precios sería moderado y de corta duración.

De lo contrario, la sanción podría provocar importantes interrupciones en las industrias que dependen del diésel, como el transporte y la agricultura, y los aumentos en el precio del combustible socavarán aún más la lucha contra la inflación.

“El mercado está muy sensible en este momento y muy preocupado”, dijeron a DW Eugene Lindell y Joshua Folds, de la consultora energética FGE.

¿A quién podría recurrir la UE en busca de diésel?

La prohibición ha dejado a la UE con un vacío de alrededor de 600.000 barriles de diésel y productos derivados del petróleo diarios, una brecha que  el bloque pretende cerrar con mayores suministros de Oriente Medio, Asia y EE. UU.

Es probable que esa dependencia aumente con la aceleración de las grandes refinerías, como la planta de Al-Zour en Kuwait y la refinería de Jazan, en Arabia Saudita. Además, Alemania ha firmado un acuerdo con Abu Dhabi National Oil Co., de los Emiratos Árabes Unidos, por el que la empresa petrolera proporcionará 250.000 toneladas de diésel al mes en 2023.

El bloque también podría beneficiarse del llamado “lavado”, en el que el diésel ruso se mezclaría con otros productos no rusos en países como Turquía y se reexportaría a Europa.

Las exisencias de diésel en la UE cayeron el año pasado debido a que los altos precios del gas natural impulsaron la demanda del combustible para calefacción.

¿Qué hay de China e India?

India y China, que se han convertido en los mayores compradores de crudo ruso en los últimos 12 meses, podrían desempeñar un papel importante en el refuerzo de las existencias de diésel de la UE.

Las exportaciones de diésel de la India a Europa se han disparado, ya que las refinerías aprovechan los bajos costos de las materias primas, gracias a los grandes descuentos del crudo ruso y los altos precios del diésel.

China ha aumentado su primer lote de cuotas de exportación para 2023, esto podría generar exportaciones de diésel a niveles récord, lo que podría ayudar a impulsar los barriles de otros productores hacia Europa.

¿Dónde venderá Rusia su diésel?

Aparte de a China e India, los expertos esperan que el diésel ruso vendido anteriormente a Europa se desvíe a Turquía y países de América Latina y África.

“Rusia ya se ha visto obligada a rebajar mucho su diésel para venderlo a quienes no lo necesitan demasiado”, dice Lindell. “Hay países que están dispuestos a adaptarse y aceptar barriles con descuento”, una razón por la cual la consultora FGE no ve una disminución en las exportaciones de productos petroleros rusos en 2023, explica.

¿Cuál sería el impacto del tope del precio del diesel?

La UE y los países industrializados del Grupo de los Siete (G7) —Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido— acordaron a fines de la semana pasada establecer un límite de precio de 100 dólares (91 euros) por barril para el diesel ruso y un límite de 45 dólares por barril para productos derivados como el fuelóleo y la nafta.

Con este tope de precios, las aseguradoras, bancos y compañías navieras europeas pueden continuar apoyando el transporte de productos petrolíferos rusos a terceros países, siempre que estos se comercialicen por debajo o como máximo al precio máximo acordado. El objetivo: evitar cualquier aumento masivo en los precios, luego de la prohibición de la UE.

(rmr/rml)

DERECHOS DE AUTOR
Esta información no pertenece a Noticias de hoy, pertenece a su autor original y fue recopilada del sitio https://www.dw.com/es/%C2%BFest%C3%A1-la-ue-preparada-para-vivir-sin-el-di%C3%A9sel-ruso/a-64627056?maca=spa-rss-sp-top-547-rdf