Noticias de Hoy
Los mejores medios en uno solo

¿Piensas comprar una GPU de segunda mano? Antes lee esto

50

La debacle de las criptomonedas está teniendo un efecto positivo en los precios de las tarjetas de video. Durante las últimas semanas no solo vimos un aumento constante en el inventario, sino una oferta masiva de GPU de segunda mano a precios bajísimos. Si estás considerando en comprar una de estas últimas para actualizar tu equipo, ¡cuidado! Si bien puede parecer atractivo, la realidad es que podrías terminar con un dolor de cabeza.

Algunas GeForce RTX 30 utilizadas para minar criptomonedas se venden a precios atractivos en los mercados asiáticos, sin embargo, vienen con muchos problemas. De acuerdo con Wccftech, un usuario compró una GeForce RTX 3080 por unos 510 euros, una ganga a ese precio.

El detalle es que su GPU ya no registraba la cantidad de memoria VRAM original debido a que dos módulos dejaron de funcionar. El usuario encontró que su RTX 3080 únicamente tenía 8 GB, contrario a los 10 o 12 GB de los modelos que se venden en el mercado. Los módulos pudieron ceder ante el uso, pero la tarjeta seguía operando gracias al controlador de memoria y el ECC.

Casos como este podrían multiplicarse en los próximos meses ante la oferta indiscriminada de tarjetas que aparecen en webs con productos de segunda mano. Aunque algunos mencionan que una GPU de segunda mano de un gamer entusiasta se «gasta más» que la que encontramos en un rig de criptomonedas, lo cierto es que hay factores como el flasheo de BIOS, undervolt, cambios constantes de pasta térmica y otros ajustes necesarios para sobrellevar la carga de estar encendidas 24/7 durante mucho tiempo.

En los casos más extremos, los componentes terminan por dañarse y solo un reballing puede rescatarlos.

Qué debes saber antes de comprar una GPU de segunda mano

GPU criptomonedas

Antes de abrir la billetera es necesario seguir algunos pasos. Es casi un hecho que si la tarjeta fue empleada para minar criptomonedas, el vendedor omitirá este dato. No te aventures a pagar sin antes revisar su funcionamiento. Lo primero que debes hacer es realizar una inspección del hardware para buscar ciertos detalles.

Si notas decoloración o residuos en la placa base es que estuvo sometida a altas temperaturas durante mucho tiempo. El aceite cerca del chip implica que el compuesto térmico se está filtrando, mientras que la falta de pasta térmica quiere decir que operó sin un enfriamiento adecuado.

Tras efectuar una revisión al hardware es importante analizar el BIOS. Techpowerup tiene una base de datos actualizada que puedes utilizar para comparar el BIOS de la GPU con el de modelos en el mercado con ayuda de GPU-Z. Este software también te ayuda a confirmar si ha sufrido overclock. El último paso es ejecutar un benchmark con FurMark para saber si la tarjeta funciona como se espera (no se sobrecalienta) o con 3DMark para comparar el rendimiento con otros resultados en internet.

Estos pasos son necesarios, aunque si en la primera inspección al hardware detectas componentes doblados o sueltos, corrosión en la placa, si el disipador «baila» o simplemente hay algo que se nota raro, no te arriesgues. No está de más decirlo, pero una tarjeta que no tiene puertos suficientes es un modelo para minería de criptomonedas, aunque el vendedor diga lo contrario.

Lo único que jamás debes hacer es comprar en línea una GPU usada basándote en las fotos del producto, a menos que incluya protección para recuperar tu dinero. En páginas como eBay o MercadoLibre existe protección para el comprador. AliExpress permite iniciar una disputa, aunque es probable que el vendedor exija que envíes el producto a China para reembolsarte el total del producto.

Con todo esto, ¿vale la pena arriesgarse?

La respuesta corta es no. ¿Por qué arriesgarse con hardware que ha operado por meses o años sin parar en condiciones para las que no fue diseñado? Si bien una GPU de segunda mano que vende un gamer entusiasta puede venir con problemas similares debido al uso extremo, lo mejor que podemos hacer ahora es evitar esas ofertas que parecen demasiado buenas para ser verdad.

Los precios de las tarjetas de video disminuyen conforme pasa el tiempo y el inventario se regulariza. Es probable que pronto puedas pedir una RTX 3080 al precio recomendado sin tener que cazarla en múltiples sitios.

DERECHOS DE AUTOR
Esta información no pertenece a Noticias de hoy, pertenece a su autor original y fue recopilada del sitio https://hipertextual.com/2022/06/gpu-segunda-mano-consejos-criptomonedas