Noticias de Hoy
Los mejores medios en uno solo

El monopolio cubano del tabaco gana un juicio en España contra un fabricante nicaragüense

104

El Tribunal Supremo de España condenó a dos empresas de la ciudad de Valencia, Gesinta Invest Company y La Casa del Tabaco, por comercializar la serie F de la marca nicaragüense de puros Condega, un tabaco que imita el diseño de la cubana Partagás. El monopolio del tabaco en la Isla, la corporación Habanos S.A., celebró la sentencia por “competencia desleal”. 

La corporación había presentado contra ambas distribuidoras valencianas una demanda en 2018 por la “presentación casi idéntica” a la de Partagás con que vendían los puros Condega, y que “infringía flagrantemente” los acuerdos de España con La Habana. El fallo, que ratificó una sentencia previa de la Audiencia Provincial de Valencia y fue conocido a finales de enero, ilustra la tensión entre Cuba y Nicaragua en el mundo del tabaco. 

Aliados en lo político, ambos países son rivales encarnizados en lo que a la producción tabacalera se refiere. Sin embargo, la Isla, que ostenta el prestigio de producir la hoja de mejor calidad, ha perdido terreno entre los consumidores internacionales –sobre todo los de EE UU, que no pueden comprar legalmente puros cubanos–, a quienes el tabaco nicaragüense les parece de calidad similar por un precio menor.

Nicaragua ha sabido aprovechar de Cuba no solo el conocimiento técnico, sino también la fama y la imaginería

Nicaragua, adonde emigraron muchos productores de la Isla después de 1959, ha sabido aprovechar de Cuba no solo el conocimiento técnico, sino también la fama y la imaginería. En el núcleo del pleito fallado en Valencia –y que ahora prohíbe a Gesinta y a La Casa del Tabaco vender puros Condega– está el parecido de colores en las anillas de la marca nicaragüense y las de la serie D de Partagás. 

Ambas anillas son idénticas en casi todo, excepto en el nombre del tabaco: dos bandas doradas debajo y encima del nombre del puro, también de oro. Esta anilla es “muy característica” de Partagás desde los años 30 del siglo XX, alega Habanos S.A., y ha contribuido a que la marca “se encuentre siempre en los primeros puestos” cuando se hacen listas de puros premium

Este jueves, los socios del Club del Habano de Madrid –una de los puntos de referencia del tabaco cubano en España– recibieron una comunicación en la que se comentaba la sentencia del Supremo y se calificaba sin ambages a los Condega como meras “copias” nicaragüenses de Partagás. 

“Los Condega Serie F son unos cigarros cuyo origen centroamericano no tiene nada que ver con los que se tuercen en las galeras cubanas, que disponen de la certificación mundial D.O.P. (Denominación de Origen Protegida)”, aclaraba. 

Además, el Club defendía la primacía de los tabacos cubanos: “No nos dejemos burlar por algo que finge ser lo que no es, bien sea por sus anillas, formatos e incluso cajas, pues en Cuba se producen veintisiete marcas de habanos, que son los cigarros premium más degustados y apreciados por los aficionados en todo el mundo”, zanjaba.

Con una tradición tabacalera relativamente reciente, Estelí se ha convertido en el más fuerte competidor de Cuba en el mercado internacional

La marca Condega, fundada en 1997 por el empresario hispanocubano Eduardo Fernández Pujals –uno de los antiguos dueños de la compañía española Telepizza–, tiene su base de operaciones en el municipio de Estelí, en la parte occidental de Nicaragua. 

Con una tradición tabacalera relativamente reciente, Estelí se ha convertido en el más fuerte competidor de Cuba en el mercado internacional. “La gran ironía de Estelí es que está lleno de estadounidenses y cubanoamericanos anticastristas que se hicieron multimillonarios con el tabaco en los años 60”, cuenta a 14ymedio una fuente en el municipio nicaragüense. 

“Los Plascencia y los Padrón, dos familias cubanoamericanas, son de las más fuertes. Tienen plantaciones en Estelí, Condega y Jalapa. Los cubanoamericanos han provocado un incremento notable en el precio de las propiedades –incluso más caro que gran parte de Managua– porque pagan sin chistar lo que la gente pide por sus tierras o casas”, añade. 

El régimen cubano también se ha fijado en Estelí, como dio fe el medio Nicaragua Investiga el pasado noviembre. Al menos nueve fincas del pueblo, aseguraban los productores locales, estaban siendo administradas por supuestos empresarios cubanos. La sospecha más extendida entre los tabaqueros de Estelí, añadía, es que estos empresarios son cubanos recién llegados a Nicaragua que vienen como “prestanombres”. 

Los guajiros están seguros de que los inversores cubanos, algunos asociados a Cubatabaco –la empresa que controla el rubro en la Isla–, llegaron “de la mano” del Gobierno de Daniel Ortega, y se han ido ubicando en fincas compradas a otros empresarios o que estaban abandonadas luego de haber sido intervenidas por el Estado.

Estelí está a punto de inaugurar una megafábrica de tabaco, a cargo del empresario estadounidense Rakesh Rocky Patel. Considerado un advenedizo en el mundo del tabaco, Patel –que amasó una fortuna trabajando como abogado para actores de Hollywood– fundó en 2008 la empresa Tabaco Villa Cuba S.A (Tavicusa), en Nicaragua. 

Aunque Patel se enorgullece de no tener “raíces” o “familia” cubanas, para destronar a los tabacos de la Isla reclutó en 2015 a uno de los mejores tabaqueros de La Habana, Hamlet Paredes. Con la asesoría de Paredes, Patel –que le tomó el pulso a la competencia durante el Festival del Habano de 2016– logró posicionar sus puros en los primeros puestos de los listados de mejores del mundo. 

Aunque Paredes rompió con Patel en 2022 para aceptar un trabajo en una tabacalera en Irlanda, los planes del estadounidense siguen a todo motor en Estelí. A finales de enero, el diario nicaragüense La Prensa detalló el proyecto de megafábrica de Patel. Además de producir 60.000 puros al día, la empresa contará con instalaciones para preparar la hoja y realizar otros procesos. 

El año pasado Patel logró unos ingresos de 400 millones de dólares por la comercialización de sus puros –el 85% de ellos a Estados Unidos–, una cifra que se acerca bastante a los ingresos anuales de Habanos S.A, que en 2022 obtuvo 545 millones de dólares. La cifra de facturación en 2023 por el monopolio cubano debería conocerse en el próximo 26 de febrero, con el comienzo del XXIV Festival del Habano, un evento que el régimen aprovecha para oxigenar sus arcas con la venta de su producto estrella y recordarle a millonarios de todos los países que aún ostenta la corona del mejor productor tabacalero del mundo. 

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

DERECHOS DE AUTOR
Esta información pertenece a su autor original y fue recopilada del sitio https://www.14ymedio.com/cuba/Habanos_S_A-puros_cubanos-tabaco-Partagas-Condega_0_3695030466.html