Noticias de Hoy
Los mejores medios en uno solo

Hay falta de credibilidad hacia un desarrollo hecho por una mujer

114

Fabiola Palapa Quijas

 

Periódico La Jornada
Sábado 10 de febrero de 2024, p. 5

La incorporación de las mujeres a la ciencia no ha sido un camino fácil pues ha estado marcado por interminables retos, uno de ellos la falta de credibilidad de los varones en nosotras, afirmó Lena Ruiz Azuara, una de las científicas con mayor experiencia en el desarrollo de nuevos medicamentos contra algunos tipos de cáncer en México.

La investigadora emérita de la Facultad de Química (FQ) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Premio Nacional de Ciencias 2021 en el campo de Ciencias Físico-Matemáticas y Naturales, explicó en entrevista con La Jornada que cuando se empieza uno a acercar al ámbito médico para compartir experiencias hay mucha falta de credibilidad por parte de los médicos hacia un desarrollo hecho por una mujer, entonces ahí hay asuntos discriminatorios y falta de experiencia para que en las universidades se desarrollen proyectos importantes.

Sostuvo que a su profesión le afecta el desconocimiento y también la falta de confianza de los mexicanos en sí mismos, porque se cree que si algo está hecho en otro país es mejor que lo realizado por nosotros y eso debemos modificarlo porque hay gente sumamente valiosa y capaz en México.

A lo largo de su carrera, la académica señala que ha enfrentado otro tipo de desafíos, por ejemplo cuando le iban a otorgar una beca para realizar un posgrado y había cumplido con los requisitos, pero se la negaron por estar casada.

Me negaron la beca de una manera indiscriminada y por falta de equidad de género. De todas maneras me fui. El Conacyt estaba iniciando en esa época y me dio una media beca de manutención para que no me muriera de hambre. Fue hasta el segundo año, cuando mostré los informes de lo que había realizado y ya tenía una publicación, que me pagaron la beca del Banco de México asociada a la UNAM. Ese fue mi primer reto, recordó.

Pero más allá de los inconvenientes que se le han presentado, Ruiz Azuara destacó el entusiasmo de todos los estudiantes de la facultad y colaboradores que han participado en el desarrollo de su proyecto de fármacos menos agresivos.

Es muy alentador porque los estudiantes se comprometen al proyecto, creen en él y lo entienden. Hemos tenido mucha participación de los jóvenes, su formación les ha permitido ver este tipo de desarrollo en México; sin su participación no hubiera sido posible. Seguimos en la lucha, juntos, para llevar este proyecto hasta sus últimas consecuencias.

La investigadora confía en que su proyecto culminará en algo positivo que beneficiará a la sociedad mexicana. Mi meta es que si voy hacer fármacos tienen que llegar a los mexicanos; si llegan a otro lado después, eso es aparte. Me formó México y tienen que llegar a los mexicanos; estamos ya en los últimos pasitos.

Lena Ruiz es pionera desde 1975 en el desarrollo y estudio de la química inorgánica en la FQ. Su inclinación por esta área se la debe a José Herrán, quien fue director de posgrado y luego de la facultad. “Fue uno de los directores más visionarios que ha tenido esta institución porque nos instó a varios de los estudiantes que estábamos en el posgrado para que fuéramos al extranjero a especializarnos en áreas que no había en el país.

▲ La investigadora adelantó que el 15 de febrero inician las conferencias de La ciencia más allá del aula en la Facultad de Química de la UNAM.Foto tomada de la página de la Sociedad Química de México

En mi caso tuve la oportunidad de viajar a la Universidad de Edimburgo a especializarme en química inorgánica de metales, campo de trabajo que ahora ya se abrió en todo el país. Poco a poco me fui interesando en los metales que tienen funciones biológicas. El más sencillo y conocido es el hierro en la hemoglobina, que sirve para fijar oxígeno y transportarlo por nuestro cuerpo; así me fui especializando en ese campo, ya tengo 52 años trabajando en la UNAM y muchas décadas haciéndolo en desarrollo de fármacos de base metálica.

Ruiz Azuara también recordó con cariño a su profesor de química en tercer año de secundaria. “Él nos convenció de que la química era todo en el mundo, y así me empezó a interesar. Luego me regalaron un libro de geoquímica y empecé a ver de qué estaban hechas las piedras, las cosas, todo. Pero como mi lado de biología me seguía gustando, me fui hacia el área de químico biológicas. Fue un maestro excelente en la secundaria quien modificó mi vocación.

La especialista subrayó que la química, que es la transformación de la materia, ha estado en el desarrollo del universo tanto en los procesos físicos como químicos. La vida es y ha sido procesos bioquímicos.

La Premio Nacional de Ciencias 2021 consideró que las mujeres han hecho un papel excepcional en los diferentes ámbitos de la ciencia. Mencionó a Matilde Montoya, la primera médica, así como a Esther Luque Muñoz, la primera química.

La ciencia es algo que las mujeres podemos hacer sumamente bien. Tenemos una estructura cerebral tal que podemos hacer muchas cosas a la vez, eso nos permite optimizar tanto ideas como actividades, entonces, a las niñas que les gusta la ciencia, ¡adelante!, recalcó.

Sobre el reconocimiento que le otorgó el gobierno en su área de conocimiento, Ruiz Azuara dijo que fue una grata sorpresa y esa distinción la comparte con todo su grupo de trabajo que han laborado muchos años.

La profesora adelantó que el 15 de febrero iniciarán las conferencias de La ciencia más allá del aula, proyecto que este año cumple 25 años. La primera ponencia Bases químicas y biológicas del amor, con el doctor Ignacio Camacho, se realizará a las 13 horas en el Auditorio B de la Facultad de Química de la UNAM y será transmitida en su canal de YouTube (https://www.youtube.com/@lcienciamaa).

DERECHOS DE AUTOR
Esta información pertenece a su autor original y fue recopilada del sitio https://www.jornada.com.mx/2024/02/10/ciencias/a05e1cie?partner=rss