Noticias de Hoy
Los mejores medios en uno solo

que nadie sepa en qué sitios estás registrado

190

Aunque te parezca que internet es un caos y que hay tal cantidad de información que es difícil relacionar unas cosas con otras, hoy en día es relativamente sencillo tirar del hilo y asociar datos hasta dar con alguien. Stalkear se ha convertido en una actividad habitual. Buscar a alguien y dar con sus perfiles sociales, usuarios de sitios comprometidos o publicaciones antiguas que deberíamos haber borrado. Todos queremos saber más de los demás. Incluso las empresas lo hacen antes de una entrevista de trabajo. Y Hacienda, para descubrir secretos no declarados. En definitiva, estamos muy expuestos en internet y ello te puede jugar malas pasadas. ¿La solución? Los emails temporales.

Todo esto viene a cuento de la enésima polémica relacionada con Luis Rubiales, el hasta hace poco presidente de la Real Federación Española de Fútbol. El llamado caso Rubiales ha dado la vuelta al mundo entero. Y no se queda ahí. Su imagen está tan tocada que incluso ha denunciado a Wikipedia. Y usuarios de internet están desvelando cosas que empeoran más la situación. Un usuario de X, antes Twitter, ha publicado una captura de pantalla que es un gran ejemplo de lo mucho que alguien puede averiguar de nosotros si no vamos con cuidado con la huella que dejamos en internet.

Luis Rubiales anunció su dimisión como presidente de la RFEF con una publicación en X, antes Twitter, que enlazaba a una carta de renuncia hospedada en Google Drive. Ese documento, público, muestra el correo electrónico asociado a Rubiales. Es decir, que es la que utiliza para guardar cosas en Drive, crear documentos, enviar y recibir correos electrónicos con Gmail… El problema es que, como hacemos muchos, parece ser que también utiliza esa dirección para registrarte en sitios web. La captura que se ha viralizado indica que esa misma dirección de email se ha usado para registrarse en el popular portal de videos para adultos Pornhub. 

Un rastro fácil de seguir en internet

Independientemente de que haya sido Rubiales quien se haya registrado o sea una mala pasada de bromistas, esta anécdota viral sirve para alertarnos de que debemos ser más cautos con qué email usamos para darnos de alta en determinados sitios de internet. Si alguien conoce tu dirección electrónica, puede comprobar si la utilizas en redes sociales y otros sitios y averiguar que tienes un perfil en páginas de citas o en portales de contenido pornográfico. Pero para ponerle remedio existen alternativas. La más sencilla y efectiva, los emails temporales.

Muchos problemas de seguridad o privacidad surgen por desconocimiento y por comodidad. El caso de Rubiales con su correo de Gmail es el de muchos de nosotros. Para qué queremos usar varias direcciones si con una nos bastamos. Como mucho, separamos nuestra vida personal de la laboral con dos emails, pero a veces ni eso. Y el resultado es que dejamos migas de pan en forma de perfiles y registros que utilizan la misma dirección. E incluso las mismas contraseñas.

Para empezar, Rubiales debería tener una dirección de correo electrónico de trabajo, o profesional, y otra personal. Por separado. En especial, si vas a compartir un documento con todo el mundo que permite saber cual es tu dirección de email. Lo mejor que te puede pasar es que recibas spam en grandes cantidades. Lo peor es que alguien pueda averiguar en qué sitios te has registrado con ese mismo email.

En segundo lugar, deberías tener claro que no es lo mismo tener un perfil en Instagram, TikTok o Facebook que uno en Pornhub. En lo personal, cada uno es libre de darse de alta donde quiera. Pero profesionalmente, da muy mala imagen. ¿Solución? Emplear emails temporales para acceder a determinados sitios con mala reputación o que conviene no exponer en exceso.

Qué son los emails temporales

Gmail permite crear direcciones de email temporales o permanentes

Como su nombre indica, los emails temporales con direcciones de correo electrónico que sirven para hacer un uso temporal. Aquí podemos diferenciar entre dos estrategias para evitar dejar huella en internet. La primera consiste en crear una dirección permanente que utilizaremos para que reciba spam o para registrarnos en sitios como el antes mencionado. Y la segunda estrategia consiste en, directamente, hacer uso de los emails temporales.

Hay una gran cantidad de sitios que facilitan la creación instantánea de estas direcciones de emails temporales. En la mayoría de ocasiones son direcciones compartidas. Para acceder a sus buzones de entrada no necesitas contraseña alguna. Y suelen emplear nombres que combinan letras con números. Vamos, que se generan automáticamente. Las ventajas de hacer uso de emails temporales es que no se pueden relacionar con tus perfiles personales o profesionales

En el caso que nos ocupa, de tratarse de una cuenta de Pornhub gratuita, los emails temporales serían suficientes para proteger nuestra privacidad. Si se tratara de una cuenta Premium, asociada a un método de pago, sería más práctico crear una dirección de email separada de la que empleamos habitualmente. 

Aquí va una lista de páginas para crear emails temporales:

Cómo usar emails temporales

YouTube videoYouTube video

Como decía antes, en internet proliferan las páginas de emails temporales. La mayoría son gratuitas, ofrecen distintos dominios por si alguno está bloqueado en determinados sitios. En algunos de estos portales puedes crearte una dirección o pedirle que la genere de forma aleatoria. Y como son temporales, no es necesario que introduzcas ninguna contraseña. Con saber la dirección basta. La idea es que no recibas mensajes personales en esas direcciones. Es más. Los emails temporales suelen borrar los mensajes recibidos al cabo de unos días o semanas.

En la práctica, los emails temporales son direcciones de correo electrónico normales y corrientes. Sirven para recibir mensajes, para responder o enviar tus propios mensajes, etc. Simplemente, su propósito es distinto al de tu dirección habitual. Se trata de que nadie relacione tu email temporal con tus redes sociales o perfiles online. Y así poder registrarte en cualquier sitio sin dejar rastro. Algunos hasta ofrecen extensión para el navegador.

Así que para usar un email temporal bastará con entrar en una de las muchas páginas de este tipo y elegir la opción que quieres. No necesitarás registrarte. Simplemente elegir una dirección, a partir de las opciones disponibles, y guardar el enlace para consultar la bandeja de entrada de ese email temporal. 

Más maneras de ocultar tu correo electrónico

Con iCloud+ puedes ocultar tu correo electrónico en dispositivos AppleCon iCloud+ puedes ocultar tu correo electrónico en dispositivos Apple

Además de las páginas de emails temporales, hay más métodos para ocultar tu correo electrónico y así proteger tu privacidad. Sin ir más lejos, si tienes contratado iCloud+, la versión de pago de la nube de Apple, además de VPN, tiene más funciones de privacidad. Una de ellas se llama precisamente Ocultar mi correo electrónico. Está disponible para todos los dispositivos de Apple susceptibles de navegar por internet. Es decir, iPhone, iPad y Mac.

Por otro lado, si utilizas el navegador Firefox, la gente de Mozilla creó su propia extensión pensada para acabar con el spam o correo no deseado. Y, de paso, para proteger tu privacidad. Se llama Firefox Relay y sirve para ocultar tu dirección de correo. O, mejor dicho, enmascarar tu dirección para evitar asociarla con sitios web.

Recibe cada mañana nuestra newsletter. Una guía para entender lo que importa en relación con la tecnología, la ciencia y la cultura digital.

Procesando…

¡Listo! Ya estás suscrito

Hubo un error, actualiza la página e inténtalo nuevamente

También en Hipertextual:

DERECHOS DE AUTOR
Esta información pertenece a su autor original y fue recopilada del sitio https://hipertextual.com/2023/09/emails-temporales-anonimos