Noticias de Hoy
Los mejores medios en uno solo

«Combatir la locura con locura»: jóvenes explican para qué sirve su teoría conspirativa ‘Los pájaros no son reales’

De manera premeditada, los veinteañeros han basado su movimiento en la extravagante idea de que el Gobierno de EE.UU. sustituyó a todos los pájaros por réplicas idénticas, mediante drones, para espiar a los ciudadanos.

209

El movimiento Birds Aren’t Real (Los pájaros no son reales) ha operado en Estados Unidos para tratar de convencer a los ciudadanos de que «las palomas son de mentira» y que, de hecho, todos los pájaros que ven no son más que aparatos con cámaras, micrófonos, antenas y baterías para espiar a la gente, fruto de los grandes avances tecnológicos de la inteligencia norteamericana.

En los últimos meses, los activistas colgaron carteles publicitarios con su lema y organizaron manifestaciones en varias ciudades grandes del país, como San Francisco, Los Ángeles, Springfield, Pittsburgh o Memphis. En San Francisco, incluso se congregaron en noviembre frente a la sede de Twitter para exigir que la compañía cambie su logotipo y se despida para siempre de la ‘falsedad’ en forma de pájaro azul.

Pero, a diferencia de otras teorías conspirativas, ‘Los pájaros no son reales’ ha sido desde el principio una parodia. Sus autores crearon la iniciativa a conciencia, inspirándose en el mundo de la llamada posverdad y en una realidad llena de información falsa. El creador del movimiento, Peter McIndoe, de 23 años, explicó en una entrevista con The New York Times que «la idea pretende ser muy absurda» y que la iniciativa es «una sátira superficial de las conspiraciones».

«Mucha gente de nuestra generación siente la locura de todo esto, y ‘Los pájaros no son reales’ ha sido una forma de buscar que la gente lo procese», comentó McIndoe al periódico. Su compañera, Claire Chronis, de 22 años, que organiza los eventos del movimiento en Pittsburgh, describió la esencia del proyecto como «combatir la locura con locura» y detalló que «es una forma de enfrentar esos problemas del mundo que no se pueden combatir de otra manera».

La idea de crear ‘Los pájaros no son reales’ fue «una broma espontánea» que se le ocurrió a McIndoe durante un viaje a Memphis, en enero de 2017, para visitar a unos amigos, pero igual podría ser una forma de exteriorizar su reacción a lo que había vivido durante la infancia.

El joven creció en una comunidad rural, en el seno de una familia religiosa y muy conservadora, junto con sus siete hermanos. Sus padres, convencidos de que la teoría de la evolución es un «lavado de cerebro masivo de los demócratas» y de que Barack Obama era el anticristo, lo educaron en casa, y fue solo en la escuela secundaria que Peter empezó a descubrir el mundo desde otras perspectivas.

Entonces procuró diversificar su educación mediante videos de YouTube y Reddit, haciendo uso de las ventajas que ofrece internet en cuanto al acceso a todo tipo de información. Según confesó en la entrevista, fue precisamente internet lo que finalmente formó su comprensión del mundo e hizo que en 2016 decidiera irse de casa para estudiar en la universidad.

Un experimento de desinformación

‘Los pájaros no son reales’ llegó a ser «básicamente un experimento de desinformación», explicó McIndoe al reconocer que crearon una teoría totalmente ficticia y que incluso se fijaron en los medios de comunicación que cubrían sus protestas como si fuera un movimiento real.

Ahora el creador del movimiento se muestra contento con el resultado y con el hecho de que, al conseguir así agitar al público, tal vez facilitaron la adopción de un pensamiento más crítico hacia toda esa información que llega de cualquier parte y que no siempre es veraz. «Sí, hemos estado difundiendo intencionalmente desinformación durante los últimos cuatro años, pero con un propósito. Se trata de ponerle a Estados Unidos un espejo al frente en la era de internet», resumió.

«Si alguien cree que los pájaros no son reales, somos la última de sus preocupaciones, porque entonces probablemente no haya ninguna conspiración en la que no crea», concluyó su amigo Connor Gaydos.

Para algunos activistas del movimiento, la iniciativa ha sido una buena manera de reírse juntos y, a la vez, una especie de terapia grupal, ya que muchos de ellos tienen familiares que creen en verdaderas teorías de la conspiración que no son tan inofensivas como la de los pájaros. Así que convencer al público de que «el Día de Acción de Gracias no es lo que parece» y que «la carne de pavo es sintética, al igual que todas las carnes de ave», fue lo de menos.

Pese a las revelaciones hechas en la entrevista concedida a The New York Times, el movimiento, basado en la mentira de que Gobierno de EE.UU. sustituyó a todos los pájaros por réplicas idénticas o drones para espiar al público, aún no se rinde y mantiene la defensa.

«Ayer nuestro movimiento obtuvo finalmente la atención de los medios de comunicación dominantes, que han estado ignorando a los propagadores de verdades sobre las aves desde la década de los 1970. Todavía no tenemos los fondos para pasar por el muro de pago y no estamos seguros de lo que contiene este artículo. Estamos esperando una llamada del presidente de EE.UU. en cualquier momento», escribieron en Twitter.

«Si alguien lo lee, por favor, háganos saber si es bueno. El año 2021 ha sido el mejor para nuestro movimiento, y 2022 va a llevar las cosas al siguiente nivel. Para el año 2023 esperamos la desactivación total de todos los drones camuflados como pájaros en los cielos», agregaron en su Instagram.

DERECHOS DE AUTOR
Esta información no pertenece a Noticias de hoy, pertenece a su autor original y fue recopilada del sitio https://actualidad.rt.com/actualidad/413287-eeuu-iniciativa-pajaros-no-son-reales?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=all